XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Si te gustan nuestros chistes síguenos en Facebook y Twitter

Chistes de abuelos

Chiste de largos, buenos, ancianos enviado por

El abuelo llama al nieto a escondidas y le dice:
- En la mesita de noche de tu papá hay un frasquito pequeño con unas pastillitas azules que dice Viagra. Si tú me traes una pastillita de esas, sin decirle nada a tu papá, mañana temprano te doy 10 euros.
-¿10 euros, abuelo? Eso es mucho dinero, está bien, espérame aquí.
El niño llega a la habitación, coge el frasquito y lee:
- Via...gra, estas son - y le lleva la pastilla al abuelo.
Al día siguiente, el chiquillo se levanta muy temprano y va a saludar al abuelo.
- Buenos días, abuelo. ¿Cómo dormiste?
- Muy bien, hijo (con una sonrisa de oreja a oreja), y le entrega 100 euros.
El chico, extrañado dice:
- Abuelo, te confundes tú me ofreciste sólo 10 euros.
- Sí, 10 que te doy yo y 90 que te manda tu abuela!

Tags: abuelos, viagra

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, malos, ancianos, animales enviado por

Una vez Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que a su abuelita se la había comido el lobo, entra a la casa y dice:
- Abuelita, que ojos tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, que orejas tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, que nariz tan grande tu tienes.
Y la abuelita le dice:
- Es para olerte mejor.
- Abuelita que boca tan grande tu tienes.
Y la abuelita contesta ya cansada de sus preguntas:
- ¿A que has venido, a visitarme o a criticarme?

Tags: lobos, abuelos, abuelas, cuentos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, largos, buenos enviado por

En un viaje del IMSERSO a Lourdes, una abuelita le toca el hombro al chófer y le brinda un buen puñado de cacahuetes sin cáscara.
El chófer sorprendido le da las gracias y se los come con agrado.
Cinco minutos después, la abuelita repite, el chófer vuelve a agradecerle el gesto y se come los cacahuetes.
Cinco minutos mas tarde, la anciana viene con otro puñado.
El chófer ya no puede comer más y le pregunta:
- Dígame abuelita, es muy gentil de su parte atiborrarme de cacahuetes, pero ¿usted no cree que, a lo mejor, sus cuarenta amigos y amigas querrían también unos pocos?
- ¡ No se preocupe joven!, no tenemos dientes para masticar los conguitos y sólo podemos chupar el chocolate que los recubre.

Tags: abuelos, cacahuetes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, Jaimito, buenos enviado por

Jaimito esta en el baño y escucha "plof" y le dice a su mama:
-Mama, mama ¿que era ese ruedo?- y le contesta
- He sido yo que he tirado la lavadora por la ventana que estaba muy vieja.
A las pocas horas la madre de Jaimito escucha "plof" y le dice a Jaimito:
- Jaimito hijo ¿qué a sido eso? - y Jaimito le responde:
- He sido yo que he tirado a la abuela por la ventana que estaba muy vieja.

Tags: abuelos, lavadoras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, profesores enviado por

Un dia Pepito fue a la escuela y la maestra pidio a los alumnos que como ejercicio trajeran alguna cosa del hospital, al día siguiente la profesora le pregunta a Pepito:
- ¿Que has traido?
Pepito responde:
- Un tanque de oxigeno
- ¿Quien te lo dio?
- Mi abuelito
- ¿Que te dijo?
- Pepito!! No te lo lleves, no te lo lleeeeves!!

Tags: Pepito, oxígeno, hospitales, abuelos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, ancianos, buenos enviado por

Esto es San Pedro en la puerta del cielo, cuando siente una imperiosa necesidad de ir al baño. Entonces llama a Jesús y le solicita que lo sustituya unos minutos durante su ausencia.
Va Jesús y se sienta en el escritorio a recibir a los que intentan entrar y en eso aparece un viejecito al que Jesús le pregunta:
- Abuelo, ¿usted a qué se dedicaba en la Tierra?
- El viejecito responde: ¡Ah...! Yo era carpintero.Tenía una larga barba, muchas canas, era pobre y tuve un hijo fruto de un milagro que fue muy, pero que muy famoso, demás de querido por todos los hombres, especialmente por los niños...
Jesús conmovido lo mira sollozando y le dice:
- ¡¡¡PAPAAAÁ!!!
El abuelito lo mira sorprendido y, muy emocionado, le contesta:
- ¡¡¡PINOCHO!!!

Tags: cielo, abuelos, Jesús

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+