XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de argentinos

Chiste de religión

Muere un ciudadano argentino y va al cielo. Un día mientras pasea por los alrededores, se topa con una casa muy pintoresca y decide visitarla. Ahí se encuentra con San Pedro, quien lo saluda y lo invita a un café. Mientras San Pedro trae el café, el argentino observa la casa, y ve que hay relojes por todas partes, y en cada reloj figura el nombre de un país. Intrigado el argentino le pregunta a San Pedro:
- D√≠game, por curiosidad... ¬Ņpara qu√© sirven estos relojes?
- ¡Aaah!, pues verás….. Estos relojes miden las cagadas que se cometen en cada país. Por cada cagada avanzan un minuto.
- Muy interesante, contesta el argentino. Veo que está el reloj de Alemania, Francia, Estados Unidos... y un sin fin de países, pero se detiene con una duda
- Esteee... disculpe que lo interrumpa otra vez San Pedro‚Ķ‚Ķ¬Ņy la Argentina por qu√© no est√°?
- No te fijaste bien,Argentina sí está, lo que pasa es que su reloj lo pusimos en el techo.
- ¬ŅEn el techo?- dice el tipo asombrado.
- Si, es que lo usamos de ventilador

Tags: relojes, argentinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de Jaimito, verdes

Un día Jaimito espió por la rendija de la puerta del cuarto de su hermana y la vio desnuda tocándose y sofocada diciendo ¡Un hombre...!, ¡Un hombre...!.
Al día siguiente vuelve a espiar a su hermana y ve que está haciendo el amor con su novio...
Entonces corre a su cuarto, se desnuda y empieza a tocarse diciendo ¬°Quiero una bicicleta...!, ¬°Quiero una bicicleta!

Tags: hermanos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Paco, el jorobado del pueblo, pasea por el campo y de pronto, un estruendo y aparece Lucifer:
- ¬°T√ļ! ¬ŅQu√© llevas en la espalda?
- Yo, yo... una joroba.
- Pues ¡¡¡flís, flas!!! ¡Ya no la tienes!
Y con un movimiento de manos la joroba desaparece.
Al día siguiente el jorobado se encuentra con su amigo Pepe, que es cojo.
- Pepe, tienes que creerme. El tipo hizo ¬°flis-flas! y
me ha quitado la joroba.
- Bueno, pues voy a ir yo, a ver si me quita la cojera.
Y Pepe va al mismo lugar del campo.
De pronto se oye el estampido y aparece Lucifer:
- ¬°T√ļ! ¬ŅQu√© llevas en Ia espalda?
- Yo... ¬ŅEn la espalda?... Nada.
- Pues.“ ¡¡¡flis, flas!!! ¡Ahí tienes una joroba!

Tags: jorobados, cojos, satan√°s, pueblerinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+