XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de banco

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, verdes, matrimonios

Un hombre conoció una linda mujer y decidió casarse con ella inmediatamente.
Ella le dice:
- Pero no sabemos nada uno del otro...
El respondió:
- No hay problema, nos conoceremos con el tiempo.
Ella aceptó.

Se casaron y fueron a pasar la luna de miel en un lujoso apartamento. Cierta ma√Īana, estaban ambos recostados junto a la piscina, cuando √©l se levant√≥, subi√≥ al trampol√≠n de 10 metros realiz√≥ una perfecta demostraci√≥n de todos los saltos que existen y regres√≥ junto a la esposa.
Ella le dice:
- ¡Eso fue increíble!
- Fui campeón olímpico de saltos ornamentales. Te dije que nos conoceríamos con el tiempo- respondió él.
En eso, ella se levanta, entra en la piscina y comienza a nadar, ida y vuelta con impresionante velocidad. Despu√©s de 30 vueltas, sale y se va a recostar junto al marido, sin demostrar ning√ļn cansancio.
El dice:
- Estoy sorprendido!, ¬Ņfuiste nadadora ol√≠mpica?
- No, -explicó la dama- fui puta en Venecia y atendía a domicilio.

Tags: nadar

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes

Un cura recién ordenado se confiesa por primera vez con su obispo:
- Dime hijo m√≠o ¬Ņqu√© tal has llevado los votos durante esta tu primera semana?
- Verá eminencia, en cuanto a la pobreza he regalado mi hábito y me visto con uno que ya había desechado, mis sandalias están rotas y llenas de agujeros y doy la mitad de mi comida a los pobres que vienen al comedor.
- Muy bien, hijo m√≠o, muy bien, contin√ļa.
- En cuanto a la obediencia hago cualquier cosa que me mande cualquier otro padre sin pensar en si es justo o adecuado, dando gracias al Se√Īor por tener el privilegio de obedecer.
-Muy bien, hijo mío, excelente, excelente.
-Finalmente, eminencia, en esta semana he hecho el amor con 37 mujeres.
El obispo casi se cae de la silla y con ojos desorbitados pregunta:
- Pero ¬°hijo m√≠o! ¬°¬Ņy el voto de castidad?!
El curilla, asustado y con cara de perplejidad responde:
- Pero... ¬Ņno era voto de cantidad?

Tags: votos, curas, obispo, confesionarios, confesiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

En un restaurante uno de los comensales de una mesa, repara que el camarero, lleva una cucharilla de las de café en el bolsillo de la chaqueta.
Se fija un poco mas y comprueba que todos los camareros llevan cucharillas en los bolsillos de sus respectivas chaquetas.
Intrigado, le pregunta al camarero:
- Lo de la cucharilla en el bolsillo ¬Ņes por algo?
- Si se√Īor, es que ha habido una consultor√≠a para ahorrar costes. En ella se ha comprobado que la cucharilla de caf√© es la pieza que m√°s veces se suele caer al suelo, nosotros la reponemos inmediatamente y en el siguiente viaje a la cocina volvemos a colocarnos otra. De esta forma ahorramos un 3 por ciento de nuestro tiempo.
- Muy inteligente, s√≠ se√Īor.
Al rato, el mismo comensal, observa que le cuelga un hilito hábilmente disimulado de la bragueta. Igualmente comprueba que todos los camareros están en la misma situación.
Vuelve a preguntar al camarero:
- Lo del hilito en la bragueta ¬Ņseguro que tambi√©n tiene una explicaci√≥n?
- Efectivamente. En la misma auditoría se ha comprobado que por la cantidad de horas que nos pasamos en el restaurante, tenemos necesidad de ir varias veces al servicio. Con la cuerdecita nos la
sacamos sin tocarla, con lo cual evitamos perder tiempo
lav√°ndonos las manos lo que produce un ahorro del 4 por ciento en el total de la jornada.
Se queda el comensal pensando y dice:
- Bueno para sacarla, muy bien, pero ¬Ņc√≥mo se la guardan?
- Los demás no lo sé, yo uso la cucharilla.

Tags: restaurantes, camareros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos

En una aldea, le dice una vieja muy gorda a su nieto:
-Hoy cocemos pan. Vete al camino y trae bosta (mierda de vaca) para sellar la puerta del horno, así no se escapará la calor.
El ni√Īo se va, poco despu√©s viene con la bosta en un caldero, y le pregunta la abuela:
-¬ŅQu√© pasar√≠a si la bosta se mezclase con el pan?
-Lo que no mata engorda, chaval, lo que no mata engorda.
-Hoy yo no voy a comer el pan.
¬ŅPor qu√©?
-Porque tu gordura de comer pan solo no es.

Tags: nietos, panes, hornos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+