XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de catalanes

Chiste de cortos

El padre le dice al hijo:
- Oye hijo, ve a buscar el martillo a la casa de Jordi.
- Bueno padre enseguida voy.
Llega a la casa de Jordi y le dice:
- ¬°Jordi! mi padre dice que si me puedes prestar el martillo.
A la media hora vuelve el hijo y le dice al padre:
- ¬°Padre, Padre! Jordi dice que no nos quiere prestar el martillo porque dice que se gasta.
- Este Jordi ¬°Racano de mierda! Bueno, no te preocupes hijo, ve a buscar el nuestro.

Tags: padres, catalanes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales, buenos, largos

Tres hombres, un catal√°n, un vasco y un madrile√Īo, se perdieron en la selva y fueron capturados por unos can√≠bales.

El rey de los caníbales le dijo a los prisioneros que podían salvar sus vidas si lograban pasar una prueba que contenía dos partes: La primera parte de la prueba, era volver a la selva y conseguir diez unidades de una misma fruta. Entonces cada uno de los tres hombres tomó su camino a la selva para encontrar las frutas. El Vasco regresó y le dijo al rey:

- Me llamo Patxi, yo traje 10 manzanas.

El rey le explicó la segunda parte de la prueba:

- Ahora tienes que meterte por el recto cada una de las frutas. ¡Sin poner ninguna expresión en la cara, o te comemos!

La primera manzana entró, pero con la segunda, el vasco se retorció de dolor, por lo que inmediatamente lo mataron.

El catalán llegó y le mostró al rey diez cerezas. Cuando el rey le explicó la segunda parte de la prueba, el hombre pensó que sería tarea muy fácil, entonces
empezó:
1.. 2.. 3.. 4.. 5.. 6.. 7.. 8.. 9 y justo en la novena cereza, soltó una carcajada y lo mataron.
El vasco y el catalán se encontraron en el cielo, y el vasco le preguntó al otro:
- Oye Pere, ¬Ņy usted porque solt√≥ la carcajada, si ya casi lo hab√≠a logrado?
A lo que el catal√°n le contesta:
- No pude evitarlo, es que vi al madrile√Īo, llegando con PI√ĎAS!

Tags: catalanes, madrile√Īos, vascos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

Esto es 4 personas que van en un vag√≥n de un tren, eran. una gorda, una rubia buen√≠sima, un madrile√Īo y un catal√°n. Al rato el tren pasa por debajo de un t√ļnel, y se escucha... plasss... Sale el tren del t√ļnel y la gorda piensa, esto es que el catal√°n le quer√≠a meter mano a la rubia y esta le a dado un guantazo.
La rubia piensa: esto es que el catal√°n me ha intentado de meter mano y se a equivocado y la
gorda le a dado un guantazo. El madrile√Īo piensa: esto k el catal√°n le ha querido meter mano a la rubia .... y la rubia me a dado el guantazo a mi. Y piensa el catal√°n: haber si pasamos por debajo de otro t√ļnel pa meterle otro guantazo al madrile√Īo.

Tags: catalanes, madrile√Īos, gordas, trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de suegras, infidelidad, buenos, largos, zapatos, infidelidad

Un se√Īor entra a una zapater√≠a y se le acerca el vendedor:
-Buenas tardes, ¬ŅEn qu√© puedo ayudarle se√Īor?
-Quiero unos zapatos del n√ļmero 42.
-Ver√°, se√Īor, no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza almenos un 46.
-Eso no me importa, yo quiero un n√ļmero 42, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
-Est√° bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
El dependiente le trae unos zapatos del n√ļmero 42; el hombre se los prueba y le dice:
-Perfecto, me los llevo puestos.
Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho. El vendedor, intrigado de por que compr√≥ unos zapatos tan peque√Īos, se le acerca y le dice:
-Se√Īor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¬Ņc√≥mo es que compra sus zapatos tan peque√Īos, si se ve que est√° sufriendo porque no le quedan bien?
- Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me enga√Īa con un compa√Īero de trabajo; mi hija es prostituta; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares... ¬°El √ļnico placer que tengo en esta vida es llegar acasa y quitarme estos malditos zapatos!

Tags: famílias, yonkis, zapatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, malos

Una fiesta estaba llena de invitados y se empezaron a acabar las bebidas y todavía era muy temprano, entonces un tío de los novios se levanta y dice en medio de el
salón:
-De este lado todos los amigos y las amigas del novio, y de este otro lado los amigos y las amigas de la novia y todo se hace como el tío dice:
Y entonces grita:
-Fuera de aquí gorrones que esto es un bautizo.

Tags: bautizos, bodas, novios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, buenos, largos

Hace mucho tiempo vivió un hombre de mar, el Capitán Bravo. Era muy valiente y jamás mostró temor ante un enemigo. Una vez, navegando los siete mares, el vigía vio que se acercaba un barco pirata, y la tripulación del barco se volvió loca de terror. El capitán Bravo gritó
- Traigan mi camisa roja!!
y llevándola puesta instigó a sus hombres al ataque, y vencieron a los piratas. Unos días más tarde, el vigía vio dos barcos piratas. El capitán pidió nuevamente por su camisa roja, y la victoria volvió a ser suya.
Esa noche, sus hombres le preguntaron por qué pedia la camisa roja antes de entrar en batalla, y el capitán contestó:
- Si soy herido en combate, la camisa roja no deja ver mi sangre, y mis soldados contin√ļan peleando sin miedo.
Todos los hombres quedaron en silencio, maravillados por el coraje de su capit√°n.
Al amanecer del día siguiente, el vigía vio no uno, no dos sino DIEZ barcos piratas que se acercaban. Toda la tripulación dirigió en silencio sus ojos al capitán, que con voz potente, sin demostrar miedo, gritó:
- Tr√°ingame mis pantalones marrones!

Tags: piratas, barcos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+