XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de gases

Chiste de médicos, largos, verdes

Esto era un cura que en los últimos meses notó que tenia la barriga cada vez más hinchada, así que se fue al médico a pedir consejo. Una vez en el hospital los médicos vieron que eran gases, nada grave y quisieron gastarle una broma, lo anestesiaron, le sacaron los gases y le pusieron a un bebé huérfano al lado, al despertar el médico le dijo:
- Le hemos sacado de la barriga este niño.
El cura preocupado se fue para su casa y allí les dijo a sus amigos y conocidos que el bebé era un sobrino suyo que se había quedado huérfano.
Pasaron los años y el cura se hizo mayor, y ya en su lecho de muerte llamó a su sobrino:
- José, tengo que contarte una cosa muy importante antes de morir.
- No se preocupe, siempre he sospechado que usted era mi padre.
- No, no soy tu padre hijo, soy tu madre, tu padre es el Obispo!

Tags: bebes, gases, hijos, curas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de suegras, buenos

A un hombre se le muere la suegra y se dirige al periódico para publicar el obituario. El hombre entra a la oficina de anuncios y dice:
- Quiero poner un anuncio por la muerte de mi suegrita.
- Muy bien señor, le adelanto que son 10 euros por palabra.
- Murió Josefina.
- Disculpe, creo que no me expliqué bien, son mínimo 5 palabras, o sea 50 euros.
- Pero yo sólo quiero gastar 20 euros.
- Ya le dije que no puede ser, así que si quiere se va un rato y vuelve con las 5 palabras...
El hombre se va molesto y regresa a los 10 minutos y dice:
- Ya se que poner en el anuncio...
- Si, dígame...
- Murió Josefina...
- ¿¿¿Y las otras 3 palabras???
- Vendo Toyota Corolla!!

Tags: anuncios, periódicos, funerales

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, verdes, matrimonios, médicos

Un matrimonio de gallegos va al médico, que le receta unos supositorios a la mujer. Al salir, se ponen a hablar entre ellos:
- Oye Manolo, ¿Qué es un supositorio?
- Pues la verdad es que no lo sé.
- Y entonces ¿Cómo los voy a usar?
- Pues no sé. Mira, lo mejor es que entremos otra vez y se lo preguntemos al medico, que debe saberlo.
- No, hombre, no, que se va a enfadar.
- ¡Qué se va a enfadar! Anda, mujer, no seas tímida.
Total, que vuelven a entrar y la mujer le pregunta al médico:
- Esto... ¿nos podría decir cómo se usan los supositorios?
- Sí, claro. Tiene que sacarlos del envoltorio, con un poco de cuidado para que no se rompan, y metérselos por el culo.
- Ves, Manolo, ya te dije que se iba a cabrear.

Tags: doctores, gallegos, supositorios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+