XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de google

Otros chistes

Chiste de borrachos, buenos, animales

Esto son dos hombres que se vana cazar patos. Se esconden entre las
hierbas y se ponen a esperar...
Como la espera esta un poco aburrida, uno de ellos se saca una
botella de ginebra del bolsillo y le dice a su amigo :
- Oye, quieres un trago ?
- No, gracias, no quiero.
- Pues tu te lo pierdes... glub, glub...
Pasa una hora y no ven ni un pato, asi que el de la ginebra le
vuelve a decir a su amigo :
- Oye, seguro que no quieres un traguito para calentarte ?
- Que no, de verdad, quiero estar sereno para apuntar mejor.
- Pues bueno, apunta, apunta... glub, glub...
Total, que se pasan así todo el día ; cuando esta anocheciendo, de repente aparece un pato, e inmediatamente el que esta sereno empieza a disparar fallando todos los tiros. El de la ginebra, que a estas alturas tiene una merluza de campeonato, intenta coger su rifle pero se le cae de
entre las manos tres veces y apunta con un pulso errático sin saber hacia donde mirar, pero cuando el pato esta ya lejísimos dispara una vez y le mata instantáneamente. El cazador sobrio le mira asombrado y le dice :
- Oye, pero como lo has hecho ?
- Faaaacil.... a-punteeee al cennntro de la baaaaandaaada...

Tags: cazadores, patos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos, profesores

Estaban reunidos veinte profesores de todas las especialidades en La Sorbona.
De pronto, apareció un Genio de los Deseos
- Uno de ustedes podrá pedirme un deseo y sólo uno. Tendrá que elegir entre: La Belleza Eterna, Todo el Dinero del Mundo o La Sabiduría Perfecta.
Los profesores eligieron al doctor Alexander Shell, el m√°s respetado del grupo, para que formulase el deseo.
- Deseo tener: ¡la sabiduría perfecta!
- ¬°Hecho!
Gran nube de humo y el genio desaparece.
El profesor Shell permaneció pensativo.
- ¬ŅQu√© piensa, doctor?
- ¡Pienso que tendría que haber elegido el dinero...!

Tags: genios, dinero

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+