XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de mercenario

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, ancianos

Una mujer lleva a un bebé recién nacido al doctor. La enfermera los hace pasar al consultorio. Cuando el médico se presenta, examina al niño, mide su peso y descubre que esta debajo del peso normal.
Pregunta si lo alimenta con biberón o con el seno materno.
- Seno materno, responde la señora.
- Por favor señora, dice el doctor, descúbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos, en un examen detallado.
Luego le indica a la señora que se cubra y le dice:
- Con razón el niño pesa poco, Señora, ¡usted no tiene leche!
- Ya lo sé. Soy su abuela ¡pero estoy tan contenta de haber venido!

Tags: doctores, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, largos, buenos

Un cura granadino está en la iglesia y viene el obispo y le dice:
-TIenes que irte a sevilla.
Y el cura, que odia a los sevillanos, se tuvo que ir.
Entonces está dando la primera misa y empieza a hablar de Adán y Eva:
-Adán, bueno, puro... ¡del barrio de la Chana, de Granada!
-Eva, mala, impura... ¡del barrio de la Macarena, de Sevilla!
Y todo el mundo alborotado.
Al día siguiente da la segunda misa y se pone a hablar de Caín y Abel:
-Abel, bueno, puro... ¡del barrio del Zaidín, de Granada!
-Caín, malo, impuro... ¡del barrio del Nervión, de Sevilla!
Y todo el mundo alborotado de nuevo.
Al finalizar la misa, se le acerca el obispo de Sevilla y le dice:
-Esto no puede seguir así, mañana das la última misa y te vas.
A lo que piensa el cura:
<>
Al día siguiente habla de la Última Cena, donde todos los apóstoles se acercaban a Jesús diciendo:
-¿Seré yo, maestro?
-No, no serás tu, Pedro.
-¿Seré yo, maestro?
-No, no serás tu, Juan.
Así hasta que le toca el turno a Judas y este se acerca y le dice:
-¿¿¿¡¡¡¡ZERÉ YO, MIÁRMA!!!!???

Tags: granada, sevilla, curas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+