XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de millonarios

Chiste de animales, largos, buenos

- ¬ŅC√≥mo es que √ļltimamente te va tan bien Pepe?
- Se lo debo a un cerdo que me compr√©. Fue un poco caro, pero ¬°es un genio! Es capaz de ir al casino ¬°y ganar! Gracias a eso ya no tengo problemas econ√≥micos Adem√°s, me ha descubierto en la granja una mina de oro y petr√≥leo. √Čl mismo se encarga de negociar los contratos. Por si fuera poco, hace un mes se nos quem√≥ la casa y √©l nos rescat√≥ a m√≠ y a mi familia a riesgo de su propia vida.
- ¬°Qu√© impresionante! ¬ŅPuedo verlo, Pepe?
- Sí, claro, es ése: el de las patas de palo.
- ¬ŅUn cerdo con dos patas de palo? ¬ŅQu√© le pas√≥?
- ¬°Hombre! Con el cari√Īo que le hemos tomado ¬°no creer√°s que nos lo vamos a comer todo de una vez!

Tags: cerdos, millonarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, verdes

Cabina de primera clase de un Boeing 747; una bellísima azafata le ofrece a un pasajero una copa de champagne.
- ¬ŅCu√°l es su nombre se√Īorita, si no es indiscreci√≥n?
- Mercedes se√Īor, responde ella.
- Humm, que lindo nombre. ¬ŅAlguna relaci√≥n con Mercedes Benz...? - pregunta √©l coquetamente.
- S√≠ se√Īor... el mismo precio...

Tags: millonarios, azafatas, ligar

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, animales

Un rico hace una fiesta en una de sus mansiones. En esto que el rico coge un micrófono y se dirige a los invitados:
-¡Oídme un momento! Querría mostraros alguna de mis pertenencias. A mi derecha, podéis contemplar mi colección de ferraris. Tengo más de 20 modelos distintos.
Todos los invitados aplauden, echan fotos, todos maravillados.
-A mi izquierda pod√©is ver mi colecci√≥n de aviones. Tengo modelos de todas las √©pocas, desde la 1¬ļ Guerra Mundial hasta nuestros d√≠as.
La gente aplaude a√ļn m√°s fuerte, se ven flashes por todos lados, algunos invitados se desmayan, algo impresionante, vamos.
-Y aquí, delante mía, podéis ver esta piscina, en la cual tengo 10 cocodrilos africanos ...
La gente vuelve a aplaudir, maravillada
-... Pues bien, os propongo algo. Quién sea capaz de atravesar esta piscina, recibirá una de mis colecciones, a elegir entre la de ferraris y la de avio...
No le da tiempo a acabar la frase cuando uno de los invitados salta a la piscina. El t√≠o no lleva ni dos segundo en la piscina y ya se le han echado encima 4 cocodrilos. El invitado empieza a lanzar patadas, pu√Īetazos, cabezazos, mientras los cocodrilos, que van aumentando un n√ļmero le muerden, le arrancan las ropas, se meten al invitado en la boca, se lo van pasando de boca en boca... El t√≠o tiene tantas heridas que los animales ya no saben por donde cogerlo. Pero al cabo de media hora, el invitado logra salir de la piscina. El rico est√° fascinado y se dirige a √©l.
-¡Impresionante, ha sido increíble!
Todos los invitados empiezan a aplaudir, nadie puede salir de su asombro ante lo que acaban de ver. El rico retoma la palabra:
-Bueno, enhorabuena, acabas de conseguir uno de los regalos que he propuesto. Muy bien, ¬Ņad√≥nde quieres que te mande los ferraris?
El invitado responde:
-No quiero los ferraris
-Bueno pues entonces dime adónde te mando los avi...
-No quiero los aviones
El rico se extra√Īa:
-¬ŅNo quieres ni los ferraris ni los aviones?
-No - responde el invitado.
El rico no da crédito, pero cómo ha quedado tan complacido por la exhibición decide ofrecerle algo mejor.
-Voy a hacer una cosa. Te doy todas mis mansiones. Dime tu nombre para que ponga las escrituras de las casas a tu nombre
-No quiero tus mansiones
El rico se enfada.
-Bueno, ¬Ņse puede saber que es lo que quieres entonces?
-Yo lo que quiero es saber quién es el desgraciado que me ha tirado a la piscina.

Tags: millonarios, cocodrilos, mansiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, amigos

Estos eran cuatro directivos de empresa, que estaban jugando al golf en el lujoso club local. Al rato de estar jugando, uno de ellos comenta que necesita ir al ba√Īo y les pide que suspendan un par de minutos el partido. Los otros, todos unos caballeros, no ponen inconveniente alguno y aprovechando el breve descanso, se ponen a charlar de sus cosas:

- No es por presumir, pero a mi hijo le esta yendo de cine en el negocio inmobiliario. Ha ganado tanto dinero este a√Īo, que hasta se ha permitido el lujo de regalarle un chalet a uno de sus amigos...

- Pues tampoco es por presumir, pero ya sabeis que mi hijo se ha dedicado al negocio del automóvil. Esta especializado en coches de importación y gana tanto dinero que hasta le regaló un Ferrari a uno de sus amigos...

- Pues deben ser los tiempos, porque el mío tiene una sociedad de Cambio y Bolsa y fijaros si le le estará yendo bien, que hasta le regaló a uno de sus amigos un paquete de acciones de las mejores...

En eso regresa el que se hab√≠a ido apurado en el ba√Īo y los otros tres, antes de reanudar el juego y por educaci√≥n, le preguntan por su hijo:

- Pues la verdad, mal -responde el cuarto directivo- Ya sab√©is que desde peque√Īo me ha salido con tendencias homosexuales: ahora es una loca y trabaja en un sal√≥n de belleza. Pero ha de ser bueno en lo que hace, porque uno de sus novios le ha regalado una casa, otro un Ferrari y otro un paquete de acciones de las m√°s buenas.

Tags: millonarios, golf, gays

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, buenos

Un grupo de hombres estaba en el sauna de un club, cuando de repente, un móvil que estaba sobre uno de los bancos de madera empieza a sonar.
Uno de los hombres lo coge y comienza a hablar:
- ¬ŅSi?
- Hola cari√Īo
- Hola
- ¬ŅEst√°s en el sauna?
- Si
- Estoy en frente, en la tienda de ropa con un visón magnífico... precioso!!!
¬ŅPuedo comprarlo?
- ¬ŅY cuanto cuesta?
- 2.500 euros nada m√°s...
- Bueno, está bien, cómpralo si tanto te gusta...
- Ahhh y acabo de pasar por un concesionario Mercedes y vi el √ļltimo
modelo que salió al mercado.
Es fantástico. Hablé con el vendedor y me dijo que nos hace precio de
amigo... y como tenemos que cambiar el Audi que compramos el a√Īo pasado...
- ¬ŅY cu√°nto es el precio de amigo?
- Mi amor son sólo 44.000 euros...
- Bueno, como tenemos dinero para gastar... Vale, pero por ese precio lo
quiero con todos los extras posibles.
- Y esc√ļchame... antes de colgar... otra cosita...
- ¬ŅQue?
- Hoy por la ma√Īana pas√© en frente de la inmobiliaria y vi que la casa que
vimos el a√Īo pasado... est√° en venta. ¬ŅTe acuerdas? Aquella con piscina,
jardín y asador, completamente aislada en frente de aquella playa paradisiaca?
- ¬ŅY cu√°nto est√°n pidiendo?
- Solamente 550.000 euros...¬Ņincre√≠ble no?
-Bueno, como no tenemos todavía muchas casas, podes comprarla. Pero paga como máximo
525.000 euros, vale?
- Vale mi vida... Gracias... !!!Te quiero!!!!
- Ciao... yo también...
Después de cortar el hombre se dirige al grupo de amigos en la sauna y grita:
- ¬ŅDe quien es este m√≥vil?

Tags: buenisimos, millonarios, saunas, compras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de internacionales, buenos, largos

Tres hombres, un catal√°n, un vasco y un madrile√Īo, se perdieron en la selva y fueron capturados por unos can√≠bales.

El rey de los caníbales le dijo a los prisioneros que podían salvar sus vidas si lograban pasar una prueba que contenía dos partes: La primera parte de la prueba, era volver a la selva y conseguir diez unidades de una misma fruta. Entonces cada uno de los tres hombres tomó su camino a la selva para encontrar las frutas. El Vasco regresó y le dijo al rey:

- Me llamo Patxi, yo traje 10 manzanas.

El rey le explicó la segunda parte de la prueba:

- Ahora tienes que meterte por el recto cada una de las frutas. ¡Sin poner ninguna expresión en la cara, o te comemos!

La primera manzana entró, pero con la segunda, el vasco se retorció de dolor, por lo que inmediatamente lo mataron.

El catalán llegó y le mostró al rey diez cerezas. Cuando el rey le explicó la segunda parte de la prueba, el hombre pensó que sería tarea muy fácil, entonces
empezó:
1.. 2.. 3.. 4.. 5.. 6.. 7.. 8.. 9 y justo en la novena cereza, soltó una carcajada y lo mataron.
El vasco y el catalán se encontraron en el cielo, y el vasco le preguntó al otro:
- Oye Pere, ¬Ņy usted porque solt√≥ la carcajada, si ya casi lo hab√≠a logrado?
A lo que el catal√°n le contesta:
- No pude evitarlo, es que vi al madrile√Īo, llegando con PI√ĎAS!

Tags: catalanes, madrile√Īos, vascos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, infidelidad, matrimonios

Un viajante llegó a su casa después de haber pasado toda una semana de viaje.
- ¡María! Vengo que no me aguanto, ve quitándote la ropa que te voy a hacer el amor como nunca.
Entraron en la habitación, se metieron en la cama e hicieron el amor de manera salvaje, brutal, escandalosa.
Fue tal el ajetreo y el ruido de la cama contra la pared, que al poco de empezar escucharon unos golpes al otro lado de la pared, acompa√Īados por las voces del vecino:
- Ya est√° bien, ¬°toda la semana igual, ya basta!

Tags: viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos

Un vaquero se compra una orde√Īadora autom√°tica y, cuando observa funcionar
a la máquina y ver el movimiento que hace ésta en las tetillas de los
animales, piensa que con el tejemaneje de aquel aparato podr√≠a √©l, hacerse una buena paja. Se enchufa la polla a la orde√Īadora y, cuando se ha
corrido varias veces, no acierta a sacar la verga de aquel chisme. Coge el móvil y llama a la casa donde hizo la compra:
- ¬°Oiga! ¬ŅC√≥mo se para esta m√°quina?
El operario encargado del servicio técnico, le responde:
- ¡A los veinticinco litros de leche extraídos, se detiene ella sola!

Tags: buenisimos, vaqueros, vacas, leche

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+