XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de oriente

Chiste de buenos, largos, varios, parejas

‚Äé‚Äč‚Äé‚ÄčUn √°rabe consigue una l√°mpara,la frota, el genio sale y le dice:
- Solo te puedo conceder un deseo.
El √°rabe le muestra un mapa y le pide paz para el Medio Oriente.
El genio le dice que eso es imposible,ya que tienen 5.000 a√Īos en guerra y no lo han logrado aun, que pida otra cosa mas f√°cil.
El √°rabe pide una mujer joven, bonita,cari√Īosa,con sentido del humor, que le guste el sexo,limpie, lave, planche, cocine, que no hable mucho, que sea fiel, que no sea celosa, que no le importe el dinero y que no pregunte tonterias...
El genio suspira y le dice:
- Pasame el mapa de mierda ese, pa' ver como soluciono el tema del Medio Oriente!!!!!

Tags: genios, mujeres, oriente

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos

Un condenado a muerte est√° pasando su √ļltima noche en capilla. Recibe la visita del alcaide, quien se pone a dialogar amablemente con √©l.
-Bueno, ya sabes que a los condenados a muerte se les concede un √ļltimo deseo. ¬ŅQuieres alcohol?
-No, gracias.
-¬ŅCigarrillos quiz√°?.
-Tampoco.
-Bueno, di qué es lo que deseas.
-Me gustaría aprender el chino por correspondencia.

Tags: c√°rceles, chinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Estaba en un restaurante y mientras iba al ba√Īo, vi como otra persona tomaba el mismo camino que yo. Al entrar al ba√Īo, observ√© c√≥mo ocupaba uno de los dos
cubículos, que eran de esos que no llegan hasta el techo. Yo, lógicamente, entré en el
otro. De repente, oigo que me dicen:
- ¬°Hola!
Yo seguí callado, pero el tipo vuelve a decir:
- ¬°Hola!. ¬ŅMe escuchas?
Yo, para no parecer mal educado, contesté:
- ¬°Hola!
Y el tipo pregunta:
- ¬ŅC√≥mo est√°s?
A lo que contesté:
- Bien, gracias, un poco cansado.
Y el tipo dice:
- ¬ŅQu√© haces?
Yo ya estaba intrigado, pensé, siempre hay gente muy rara en este mundo, y contesté:
- ¬ŅY qu√© voy a estar haciendo?. Lo mismo que t√ļ, ¬°Cagando!
Inmediatamente oigo:
- ¡Mi vida, te llamo después porque tengo a un imbécil al lado, que está contestando a todas mis preguntas!

Tags: restaurantes, teléfono, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+