XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de papagayo

Chiste de malos, verdes, animales, cortos

En el vagón de un tren viajaban un viejo con el pelo todo
engominado y un joven punk. El viejo no podía quitar el ojo del decorado del chaval, con el pelo tan multicolor, la mayor parte verde, un tupé amarillo y la melena a rayas de colores que parecía un arco iris. En esto, el chaval se mosquea de las miradas del viejo y le dice:
- ¿Quee paaassa, abuelo? ¿Me va a decir que de joven nunca hizo nada raro?
- ¡Claro que si! Una vez me lo hice con un papagayo y estoy pensando si tú no serás mi hijo.

Tags: punk, papagayo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Era un pescador que todos los sábados, a las 6 de la mañana, acudía a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
Sábado, ocho de la mañana, el pescador con la caña y el tipo al lado.
Sábado , una de la tarde, el tío con la caña y el menda al lado.
Sábado, siete de la tarde, el tío con la caña y el nota al lado.
Domingo, seis de la mañana, el tío con la caña y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el tío con la caña no puede más y le dice:
- A usted también le gusta la pesca ¿no?.
- ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Tags: pescadores, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, matrimonios

Una noche una pareja de mayorcitos estaba acostada en su cama.
El marido se estaba quedando dormido, pero su mujer se sentía romántica y quería conversar.
Le dijo: “Cuando me enamorabas, me cogías de la mano...”
.. De mala gana, el marido se dio media vuelta, le cogió la mano por unos segundos y luego trató de dormirse otra vez.
Ella le dijo nuevamente: “Entonces me besabas...”
Algo molesto, se dio media vuelta otra vez y le dio un ligero beso en la mejilla y luego se acomodó para dormirse.
A los treinta segundos, ella le dijo: “Luego tú me mordías en el cuello...”
Molesto, el marido tiró la ropa de cama y se levantó.
“¿A dónde vas ahora?”, le preguntó ella.
“¡¡¡Joder, a buscar los dientes…!!!”

Tags: besos, maridos, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Resulta que hay unas inundaciones y un hombre se queda en lo alto de un campanario totalmente aislado.
Pasa toda la mañana y por la tarde llega una barca:
- ¡Oooigaaa! suba que le llevamos.
- Noooo graciaaaas, tengo fé en Dios y seguro que él me salvará.
- ¿Está seguro?
- Siiii, sigan que Dios me salvará.
En esto que pasa toda la noche y al día siguiente pasa a su lado una lancha:
- ¡Eh Oigaaa! suba que le llevamos.
- Noo no hace faltaaa. Soy muy devoto y seguro que Dios me salvará.
Sigue pasando el tiempo y por la tarde llega un Helicóptero de la Guardia Civil:
- ¡Ehhhhh! ¡El del campanario! ¿Necesita ayuda?
- Noooo gracias. Confío en Dios, él me salvará.
En esto que esa noche vuelve a subir el nivel de las aguas y el hombre se ahoga.
Cuando va al cielo se encuentra con Dios y le dice:
- ¡Señooorr! ¡Dios mío! ¿Por qué no me has ayudado?
- ¿Qué no te he ayudado? Te mandé una barca, una lancha, un helicóptero...

Tags: Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, infidelidad, matrimonios

Una mujer está en la cama con su amante cuando oye al marido llegar y dice al amante:
- Vamos, de prisa, quédate parado alli en la esquina.
Rápidamente, ella cubre el cuerpo del amante con aceite y lo salpica con talco por encima y le dice:
- No te muevas hasta que yo te diga, finge que eres una estatua, yo vi una igualita en casa de los Almeida.
En eso, el marido entra y pregunta:
– ¿Que es ésto?
Ella, fingiendo naturalidad contesta:
- ¿Eso? ah, es sólo una estatua. Los Almeida colocaron una en el cuarto de ellos y me gustó tanto que compre una igual.
Y no se habló más de la estatua. A las dos de la madrugada, la mujer está durmiendo y el marido todavía está viendo TV. De repente, el marido se levanta, camina hasta la cocina, prepara un sandwich, agarra una lata de cerveza y va para el cuarto.
Alli, se dirige a la estatua y le dice:
- Toma cabrón, come y bebe algo, yo me quede dos dias parado como idiota en el cuarto de los Almeida y ni un vaso de agua me ofrecieron.

Tags: estatua

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+