XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de pitos

Otros chistes

Chiste de camareros

Entra un señor a un bar y el camarero le pregunta:
- ¿Qué quiere?
- ¡Que qué quiero!, una casa más grande, tener más dinero, que mi mujer sea más guapa.
- No, hombre, ¿Que qué desea?
- ¡Que qué deseo!, tener una mansión, ser millonario, que mi mujer sea estupenda.
- ¡No hombre! ¿Que qué va a ser?
- ¿Que qué va a ser?
- Yo prefiero que sea chica pero si es un niño, no me importa.
- ¡No hombre! ¿Que qué va a tomar?
- ¡Ah, hombre, eso se dice antes! ¿Qué hay?
- Pues nada, por aquí, como siempre detrás de la barra...

Tags: absurdos, bares, conversaciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, borrachos, largos, buenos

Un recién casado se va con los amigotes de copas. El hombre le promete a la mujer que estará de regreso antes de la medianoche pero, como suele pasar, la fiesta se extiende, el tío se agarra un pedo de la leche y le dan las tres de la madrugada entrando por la puerta de su casa.
Justo en ese momento, el reloj da tres campanadas y el tipo, temiendo que su mujer se despierte, imita las campanadas dang, dang... nueve veces más para que piense que son las doce de la noche.
- Oye, me ha salido que te cagas, seguro que ni se ha enterado y se mete en la cama.
A la mañana siguiente, la mujer le pregunta que a qué hora llegó. El le responde:
- A la medianoche, mi amor.
- Ya, ya. Oye Pepe, creo que vamos a tener que comprar otro reloj.
- ¿Cómo que otro reloj?
- Si, es que este debe estar roto ¿Sabes?.
- ¡Pero si da la hora perfectamente!
- ¡Y tan perfectamente! Anoche dio tres campanadas, hizo una pausa, dio otras 4 campanadas, se aclaró la voz con un carraspeo, dio 3 campanadas más, se tiró un pedo, dio las dos últimas y se descojonó de risa.

Tags: relojes, campanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, matrimonios, largos, buenos

Una pareja se disfraza para asistir a una fiesta. A última hora una migraña indispone a la mujer, por lo que se va el sólo.
Mas tarde se le pasa el dolor de cabeza, a la mujer, y decide ir a la fiesta y de paso controlar como se divierte su marido.
Observa que se liga a toda moza que encuentra, incluida ella. Ella finge no conocerle y se pasan una noche de cine.
A la mañana siguiente ella le pregunta con cierta ironía:
- ¿Qué tal la fiesta de ayer?
- Pues mira, la verdad, sabes que sin ti no me lo paso bien y he estado toda la noche jugando al mus con los amigos, pero el que me han dicho que se lo pasó de miedo fue Pedro, que como yo no fui, le preste mi disfraz.

Tags: disfraces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de funcionarios, niños, médicos

Estaban en un restaurante una madre con su hijo.
En un descuido, el niño se mete una moneda en la boca y se atraganta.
La madre intenta hacerle escupir la moneda golpeándole la espalda, dándole palmadas en el cuello, sacudiéndolo, sin éxito.
El niño ya comienza a dar muestras de asfixia y la madre, desesperada, comienza a gritar pidiendo auxilio.
Un señor se levanta de una mesa cercana, y con pasmosa tranquilidad, sin decir palabra alguna, le baja los pantalones a la criatura, toma sus pequeños testículos, los aprieta con fuerza, y tira hacia abajo violentamente.
Automáticamente, el niño -ante el dolor irresistible- escupe la moneda, y el señor, con la misma pasmosa tranquilidad con la que se acercó, regresa a su mesa sin decir palabra.
Al rato, la señora, ya tranquilizada, se acerca para agradecerle que haya salvado la vida a su hijo, y le pregunta:
- ¿Usted es médico?
- No señora, SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la última moneda.

Tags: monedas, madres, restaurantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, animales

En un pueblo se está construyendo una carretera. Un pueblerino se sentaba largas horas a ver como se realizaba la obra cuando se topó con el ingeniero.
- Hola, soy George Frank Steven, el ingeniero que hizo los estudios y encargado de la obra y la maquinaria.
- Hola, yo soy Federico Díaz, soy del pueblo de al lado.
- Veo que nunca habías visto cómo se hace una carretera moderna. Dime, ¿Cómo hacen las carreteras en tu pueblo?
- Bueno, en mi pueblo cuando queremos hacer una carretera de un pueblo a otro, soltamos un burro viejo y el animal escoge el camino más corto y más seguro y por ese camino hacemos la carretera.
- ¿Y qué pasa si no tienen un burro?
- ¡Llamamos a un ingeniero!

Tags: pueblerinos, obras, ingenieros, pueblos, burros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+