XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de señoritas

Otros chistes

Chiste de animales, largos, buenos, verdes

Entra a un café un hombre llevando a un mono con una correa.
Se sienta, pide una bebida para él y un zumo de plátano para el mono.
El animal se toma el zumo, tira el vaso al suelo y comienza a correr por todo el bar, lanzando gritos y haciendo destrozos.Finalmente, llega a la mesa de billar, se para, ve la bola blanca que esta sobre el paño
de la mesa; la agarra y se la come.
El dueño del bar, enfurecido, le recrimina al hombre:
- Óigame, usted, ¡Ese mono suyo es un salvaje, primero me destroza el bar y después se come mi bola de billar! Los voy a echar a patadas a usted y a ese bicho de mierda.
El hombre, avergonzado, le dice al dueño:
- No se preocupe amigo, yo le pago por todos los daños.
Dicho esto, saca un fajo de billetes y se va.
Al cabo de una semana vuelven el hombre y su mono al mismo bar. El hombre pide un trago para él y un zumo de plátanos para el mono. El mono esta vez se comporta decentemente; se toma su trago y se pone a caminar mesa por mesa, pero sin romper nada. En esto que ve sobre una mesa un helado con una cereza encima. Agarra la cereza, la mira bien, y procede a metérsela en el culo con toda delicadeza. Se la saca, la vuelve a mirar, y se la come.
El dueño del bar, indignado, otra vez le recrimina al hombre:
- Oiga! Ese bicho asqueroso suyo es un inmundo!. ¿Vio lo que hizo? Delante de todos mis clientes, se mete una cereza en el culo y después se la come.
A lo que el hombre le contesta:
- Si, mire, tiene que comprenderlo, con lo que le costó cagar la bola de billar, ahora antes de comer cualquier cosa primero la mide.

Tags: frutas, monos, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, verdes, buenos, largos, matrimonios

Era un pastor que tenía un rebaño de ovejas, pero no tenía un macho para 'cubrirlas'. Le comenta su problema a un colega y éste le dice:
- No pasa nada. Llévatelas al monte y las cubres tú mismo.
Si al día siguiente se ponen al sol es que están preñadas y si se ponen a la sombra vuelves a intentarlo.
El pastor sube a las ovejas a la furgonetilla, se las lleva al monte y... ¡¡¡ale!!!
A la mañana siguiente se despierta y pregunta a su mujer:
- Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
- Están a la sombra - contesta la mujer.
El pastor vuelve a subir a las ovejas a la furgoneta y repite la operación.
A la mañana siguiente:
- Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
- Están a la sombra - contesta la mujer.
El pastor vuelve a cargar sus ovejas en la furgoneta, y así sucesivamente durante varios días, hasta que una mañana:
- Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
- Ni al sol ni a la sombra, desde las 6 de la mañana están todas subidas en la furgoneta tocando el claxon...

Tags: ovejas, pastores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Un hombre baja del tren con el rostro verde. Un amigo le pregunta qué le ha pasado.
- Me he mareado, responde el viajero. Me pongo malísimo cuando viajo de espaldas a la locomotora.
- Pero ¿por qué no le has pedido al viajero sentado enfrente que te cambiase el sitio?. La gente siempre se muestra muy amable en estos casos.
- Ya lo he pensado, reconoce el viajero, pero es que no había nadie sentado delante.

Tags: absurdos, trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos

Un vaquero se compra una ordeñadora automática y, cuando observa funcionar
a la máquina y ver el movimiento que hace ésta en las tetillas de los
animales, piensa que con el tejemaneje de aquel aparato podría él, hacerse una buena paja. Se enchufa la polla a la ordeñadora y, cuando se ha
corrido varias veces, no acierta a sacar la verga de aquel chisme. Coge el móvil y llama a la casa donde hizo la compra:
- ¡Oiga! ¿Cómo se para esta máquina?
El operario encargado del servicio técnico, le responde:
- ¡A los veinticinco litros de leche extraídos, se detiene ella sola!

Tags: buenisimos, vaqueros, vacas, leche

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+