XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de travestis

Chiste de largos, buenos

Un gallego estaba en el aeropuerto de Barajas. Iba a tomar un avión para visitar GALICIA, cuando una cosa le llama la atención.
Era una computadora con voz, que identificaba a los pasajeros por un nuevo reconocimiento de imagen.
Cuando el gallego pasó,el sistema dijo:
- Francisco Garc√≠a, 52 a√Īos, espa√Īol, casado, bigote, pasajero del vuelo 455 de Iberia.
Impresionado, el gallego se manda para el ba√Īo, se afeita el bigote, se cambia la camisa y camina de una manera diferente, para, fregar al sistema.
Cuando pasa de nuevo por la computadora, la voz le dice de nuevo…
- Francisco Garc√≠a, espa√Īol, 52 a√Īos, ahora sin bigotes y con camisa nueva, pasajero del vuelo 455 de Iberia.
Paco no se da por vencido y se va de nuevo al ba√Īo,
abre la maleta donde tenía, los regalos para María, su esposa.
Se maquilló, se puso una peluca rubia, tacos altos, se pintó los labios, un vestido ajustado y dijo:
Ahora si friego a esa m√°quina y le demuestro que soy m√°s inteligente que ella.
Cuando pasa por la computadora, esta grita…
- Ah√≠ viene de nuevo Francisco Garc√≠a, 52 a√Īos, espa√Īol, trasvesti, y que por maric√≥n perdi√≥ el vuelo 455 de Iberia.

Tags: gallegos, aeropuertos, travestis

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de verdes

Un viejo tenía un lago en su finca.
Después de mucho tiempo, decide ir a ver si estaba todo en orden.
Cogió un cesto para aprovechar el paseo y recoger unas frutas por el camino.
Al aproximarse al lago, escuchó voces animadas.
Vio un grupo de mujeres ba√Ī√°ndose, completamente desnudas.
Al verlo, todas se fueron a la parte m√°s honda del lago,
manteniendo solamente la cabeza fuera del agua.
Una de las mujeres gritó:
-¬°No saldremos mientras usted no se aleje!
El viejo respondió:
-¡Yo no vengo hasta aquí para verlas nadar o salir desnudas del lago!
Levantando el cesto, les dijo:
- Estoy aquí para alimentar al cocodrilo....

Tags: lagos, mujeres, cestos, cocodrilos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+