XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de azafatas

Chiste de azafatas, ancianos, largos

Después de efectuado el despegue, el piloto del avión se dirige a los pasajeros por el altavoz:
- Estimados pasajeros, el vuelo se estima de 14 hrs. por favor mantengan sus cinturones abrochados y disfruten del vuelo.
Al terminar el rollo de siempre, olvida apagar el micrófono y empieza a decirle a su copiloto:
- ¡Ahora sí, nada más pongo el piloto automático, me echo una buena cagada, y luego me hago a la azafata!"
Al notar que todos los pasajeros escuchan el comentario, la azafata sale corriendo para avisar al capitán que apague el micrófono, cuando una ancianita sentada junto al pasillo le pone el bastón, tropieza y al !!SUELO!! La azafata, desconcertada, voltea a ver a la anciana, que le dice:
- ¡¡¡Quieta!!! Primero déjalo que cague.

Tags: aviones, capitanes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de malos

Un individuo se acerca a la ventanilla de telégrafos a poner un telegrama:
El de la ventanilla le dice: ¿que texto desea enviar?
Ponga: Vadum,... Vadum, Vadum,... Vadum.
El funcionario cuenta los caracteres y le dice:
- Por el mismo precio puede poner algo mas de texto.
Después de quedarse un rato pensando le contesta:
- ¡Es que no se me ocurre nada!
El funcionario con cierta ironía le dice:
- Pues ponga otro Vadum.
- Ya pero es que perdería el sentido, ¿sabe?

Tags: telegramas, funcionarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de informática, largos, buenos

Un buen día, un hijo le pregunta a su padre.
Papá, cómo nací yo?
Muy bien hijo, algún día debíamos hablar de esto, así que te voy a explicar lo que debes saber:
Un día, Papá y Mamá se conectaron al Facebook y se hicieron amigos. Papá le mando a Mamá un e-mail para vernos en un cybercafe. Descubrimos que teníamos muchas cosas en común y nos entendíamos muy bien.
Cuando no estábamos frente al laptop, chateábamos por el BlackBerry. Y así nos fuimos enamorando hasta que un cierto día decidimos compartir nuestros archivos.
Nos metimos disimuladamente en el W.C. y Papá introdujo su Pendrive en el puerto USB de Mamá. Cuando empezaron a descargarse los archivos nos dimos cuenta que nos habíamos olvidado del software de seguridad y que no teníamos Firewall. Ya era muy tarde para cancelar la descarga e imposible de borrar los archivos.
Así es que a los nueve meses.............

.........Apareció el VIRUS!

Tags: virus, tecnología

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+