XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de médicos

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Era el examen final de inglés en la facultad. Como muchos de los exámenes universitarios, su principal objetivo era eliminar a los nuevos estudiantes. El examen duraba dos horas y cada estudiante recibió su correspondiente hoja de examen con las preguntas.
El profesor era muy recto y severo, catedrático a la antigua usanza, y le dijo a toda la clase que si el examen no estaba sobre su mesa después de dos horas exactamente, no se aceptaría, y el estudiante sería suspendido.
Media hora después de empezar el examen, un estudiante entró por la puerta y le pidió una hoja de examen al profesor:
- No va a tener tiempo usted para terminarlo, dijo el profesor al dársela.
- Si que lo terminaré, contestó el estudiante.
Se sentó y empezó a escribir. Después de dos horas, el profesor pidió los exámenes, y todos los estudiantes, en ordenada fila, los entregaron. Todos menos el que había llegado tarde, que continuó escribiendo como si nada pasase.
Después de otra media hora, este último estudiante se acercó a la mesa donde se encontraba el profesor sentado leyendo un libro. En el instante en que intentó poner su examen encima del montón, dijo el profesor al alumno:
- Ni lo intente. No puedo aceptar eso. Ha terminado tarde.
El estudiante lo miró furioso e incrédulo.
- ¿Sabe quién soy? -le preguntó-.
- No, no tengo ni la menor idea -contestó el profesor en tono de voz sarcástico-.
- ¿Sabe quién soy? -preguntó nuevamente el estudiante, apuntándose a su propio pecho con su dedo, y acercándose de manera intimidante-.
- No, y no me importa en absoluto -contestó el profesor con un aire de superioridad-
En ese momento, el estudiante cogió rápidamente su examen y lo metió en medio del montón, entre todos los demás.
- ¡Eso es perfecto! -exclamó-.
Y se marchó.

Tags: estudiantes, profesores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, malos

Llega el Presidente a la casa de la bruja adivina Josefina y le dice:
- Josefina, esta semana soñé varias veces con un palacio y con mucha sal. Por favor, ¿me puede decir qué significa?
Josefina mira su bola de cristal, lo mira al Presidente, luego mira nuevamente su bola da cristal y finalmente dice:
- Significa que el pueblo está hablando, Señor Presidente.
El Presidente se queda pensando y consulta:
- ¿En qué sentido?
La bruja mira atentamente su bola de cristal y dice:
- Claro Señor, el pueblo está diciendo: "Sal del palacio Presidente".

Tags: brujas, presidentes, sal

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, niños, largos, buenos, verdes

- Bueno niños, hoy vamos a tener una prueba diferente. Os voy a escribir un número en la pizarra y vosotros, a través de una canción, tendréis que hacer una suma y darme el resultado escrito en la pizarra. ¿Queda claro? - pregunta la profesora.
- "Sííííííí" - contestan todos.
Jaimito piensa:
- "Se me está poniendo difícil esta situación".
- A ver Luisito, pase usted.
La maestra escribe el número 16 en la pizarra.
- Tienes 10 segundos para contestar, comienza el tiempo
- Señorita, lo tengo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16.
- ¡Muy bien! - dice la profesora. Le toca el turno a Jaimito y la profesora con una sonrisota y cara de sobrada piensa: "Ahora sí que te voy a joder", y le escribe el 23 en la pizarra.
A los 9 segundos Jaimito dice:
- Señorita, ¿puedo rapear?
- ¿Rapear? - pregunta la profesora.
Y los demás niños empiezan:
- ¡Que rapee! ¡Que rapee! ¡Que rapee!
- Bien - dice la profesora.
Y comienza Jaimito su melodía...
- La fuckingprofesora me intenta joder ... con una sumatoria que debo resolver. Los dedos de mis manos, los dedos de mis pies, la polla y los cojones... ¡¡¡Suman veintitrés!!!

Tags: matemáticas, música, canciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+