XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de religión

Chiste de buenos, religión

A fin de relajarse tras su ardua labor de predicar y obrar milagros, Jesús decide tomarse un descanso a orillas del mar de Galilea.
Durante una partida de golf con uno de los apóstoles, se encuentra con que ha de llevar a cabo un golpe complicado; Jesús lo hace mal y la pelota termina en el agua. Así que recurre a su truco habitual: camina sobre las aguas hasta donde está la pelota, se agacha y la recoge. Cuando Jesús intenta repetir el golpe, el apóstol le dice que es muy difícil:
- Sólo alguien como Tiger Woods puede conseguirlo;
Jesús le contesta
- Soy el hijo de Dios, puedo hacer cualquier cosa que haga Tiger Woods!
y repite el golpe. La pelota acaba de nuevo en el agua, de manera que Jesús vuelve a caminar sobre su superficie para recuperarla. En ese momento, pasa por allí un grupo de turistas americanos, y uno de ellos, al observar lo que ocurre, se vuelve hacia el apóstol y le dice:
- Dios mío, ¿quién es ese tipo? ¿Es que se cree Jesús o qué?
A lo que el apóstol le contesta:
- No, se cree Tiger Woods!

Tags: golf, deportes, Jesús

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, religión, matrimonios

Aun no había comenzado la misa. Algunos conversaban bajito, otros rezaban. De repente se aparece el Diablo frente a la congregación.
Todos salen disparados en estado de pánico. Todos... menos un viejecito que ni se movió. El Diablo le clavo una mirada fulminante y le dijo:
- ¿Y tu? ¿No me tienes miedo?
- ¡Que va! ¡Estuve casado con tu hermana cuarenta años!

Tags: ancianos, viejos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de verdes, largos, buenos

Un tipo ya maduro se hace socio de un club nudista muy exclusivo, por simple curiosidad, en busca de nuevas emociones. Como era su primer día, se quita la ropa como todo el mundo y sale a dar vueltas por el lugar. Una linda rubia aparece por ahí, en cueros vivos y él tipo -sin poder controlarlo- nota como su miembro se le empina. La maciza, que ha detectado la descomunal erección, se acerca sensual:
- ¿Me ha llamado, señor?
- ¿Yo? No, ¿por qué?
- Usted debe ser nuevo; le voy a explicar. Aquí tenemos una regla: si le provoco una erección, quiere decir que usted me ha llamado, que usted me desea.
Sonriente, la chica lo lleva a un jardín y se tumba en una toalla; invita al paisano a echarse y se deja hacer todo lo que el hombre desea, de todas las formas posibles y en todas las posturas imagibales. El hombre, loco de contento y satisfecho de tanto placer, sigue explorando las delicias de aquel campo.

Entra en la sauna, se sienta e involuntariamente se le escapa un pedo. Sonriente, de inmediato se le acerca un tipo enorme, peludo y con una erección del tamaño de un bate de béisbol:
- ¿Me ha llamado, señor?
- ¡¿Yo?! No, ¿por qué?
- Usted debe ser nuevo aquí. Le voy a explicar: tenemos una regla que dice que si te tiras un pedo, significa que me ha llamado, que usted me desea.
Dicho esto, el gigantón voltea a nuestro personaje, lo pone a cuatro patas y se lo encaloma de todas las formas posibles... Luego se marcha.
El novicio, con mucha dificultad porque tiene el culo hecho trizas, se dirige como puede a la oficina del club. Una recepcionista desnuda lo saluda muy sonriente:
- ¿Puedo ayudarlo, señor?
- Le devuelvo su llave y su tarjeta. Puede quedarse con los 500 euros de cuota inicial.
- ¡Pero, señor, usted tan sólo ha estado aquí un par de horas y solamente ha visto dos de nuestras instalaciones!
- Escúchame, guapa.. -replica el tipo, mirando fijamente a la tetuda- Yo tengo ya 58 años. A duras penas tengo una erección a la semana, pero me tiro como 15 pedos al día... ¡No me sale a cuenta, gracias!

Tags: nudistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, infidelidad, matrimonios

Un viajante llegó a su casa después de haber pasado toda una semana de viaje.
- ¡María! Vengo que no me aguanto, ve quitándote la ropa que te voy a hacer el amor como nunca.
Entraron en la habitación, se metieron en la cama e hicieron el amor de manera salvaje, brutal, escandalosa.
Fue tal el ajetreo y el ruido de la cama contra la pared, que al poco de empezar escucharon unos golpes al otro lado de la pared, acompañados por las voces del vecino:
- Ya está bien, ¡toda la semana igual, ya basta!

Tags: viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, gays, verdes

Esto son cuatro amigos que quedan para verse en un bar.
Y va uno y propone:
- ¿Cómo van vuestros hijos?
(uno de los amigos se va al cuarto de baño por urgencia)
- Pues el mío va genial es director de una empresa de coches y gana un pastón que a su mejor amigo le regalo un coche.
-Pues el mío es un piloto de avión de una empresa conocida y también gana dinero, tanto que le regalo a su mejor amigo un avión.
-El mío es arquitecto y le regalo a su mejor amigo una casa.
Viene el que estaba en el baño y le dice otro:
-Y el tuyo:
-El mío qué.
- ¿Cómo va tu hijo?
-Pues el mi es un maricón y streeper, pero joder si tiene suerte el tío. Tanta que sus mejores amigos le regalaron en un bar gay un coche, una casa y un avión, fíjate si hace bien los bailes.

Tags: hijos, padres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, niños, largos, buenos, verdes

- Bueno niños, hoy vamos a tener una prueba diferente. Os voy a escribir un número en la pizarra y vosotros, a través de una canción, tendréis que hacer una suma y darme el resultado escrito en la pizarra. ¿Queda claro? - pregunta la profesora.
- "Sííííííí" - contestan todos.
Jaimito piensa:
- "Se me está poniendo difícil esta situación".
- A ver Luisito, pase usted.
La maestra escribe el número 16 en la pizarra.
- Tienes 10 segundos para contestar, comienza el tiempo
- Señorita, lo tengo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16.
- ¡Muy bien! - dice la profesora. Le toca el turno a Jaimito y la profesora con una sonrisota y cara de sobrada piensa: "Ahora sí que te voy a joder", y le escribe el 23 en la pizarra.
A los 9 segundos Jaimito dice:
- Señorita, ¿puedo rapear?
- ¿Rapear? - pregunta la profesora.
Y los demás niños empiezan:
- ¡Que rapee! ¡Que rapee! ¡Que rapee!
- Bien - dice la profesora.
Y comienza Jaimito su melodía...
- La fuckingprofesora me intenta joder ... con una sumatoria que debo resolver. Los dedos de mis manos, los dedos de mis pies, la polla y los cojones... ¡¡¡Suman veintitrés!!!

Tags: matemáticas, música, canciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+