XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de religión

Chiste de buenos, religión

A fin de relajarse tras su ardua labor de predicar y obrar milagros, Jesús decide tomarse un descanso a orillas del mar de Galilea.
Durante una partida de golf con uno de los apóstoles, se encuentra con que ha de llevar a cabo un golpe complicado; Jesús lo hace mal y la pelota termina en el agua. Así que recurre a su truco habitual: camina sobre las aguas hasta donde está la pelota, se agacha y la recoge. Cuando Jesús intenta repetir el golpe, el apóstol le dice que es muy difícil:
- Sólo alguien como Tiger Woods puede conseguirlo;
Jesús le contesta
- Soy el hijo de Dios, puedo hacer cualquier cosa que haga Tiger Woods!
y repite el golpe. La pelota acaba de nuevo en el agua, de manera que Jesús vuelve a caminar sobre su superficie para recuperarla. En ese momento, pasa por allí un grupo de turistas americanos, y uno de ellos, al observar lo que ocurre, se vuelve hacia el apóstol y le dice:
- Dios mío, ¿quién es ese tipo? ¿Es que se cree Jesús o qué?
A lo que el apóstol le contesta:
- No, se cree Tiger Woods!

Tags: golf, deportes, Jesús

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, religión, matrimonios

Aun no había comenzado la misa. Algunos conversaban bajito, otros rezaban. De repente se aparece el Diablo frente a la congregación.
Todos salen disparados en estado de pánico. Todos... menos un viejecito que ni se movió. El Diablo le clavo una mirada fulminante y le dijo:
- ¿Y tu? ¿No me tienes miedo?
- ¡Que va! ¡Estuve casado con tu hermana cuarenta años!

Tags: ancianos, viejos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, malos

Fidel Castro muere y llega al cielo, pero no estaba en la lista, así que San Pedro lo manda al infierno.
Cuando llega al infierno lo recibe Satanás y le dice: ¡Hola Fidel!, te estaba esperando. Pasa, que aquí estarás como en casa. Fidel le responde:
- Gracias Satanás, pero estuve primero en el cielo y deje olvidadas mis maletas allí.
No te preocupes, voy a enviar a dos diablitos a recoger tus cosas.
Así es como dos diablitos llegan a las puertas del cielo pero las encuentran cerradas pues San Pedro estaba almorzando.
- No importa -le dice uno al otro- saltamos la valla y sacamos las maletas sin molestar a nadie.
Empiezan a subir la puerta cuando dos angelitos que pasaban por allí los ven y un angelito le dice al otro:
- No hace ni diez minutos que Fidel está en el infierno y ya tenemos refugiados.

Tags: cielo, infierno, cubanos, satanás

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+