XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de restaurantes

Chiste de camareros, restaurantes

El señor estaba en el restaurante y llama al camarero:
- ¡Mesero!
- Dígame Señor
- Pruebe la sopa, por favor...
- Este, em, señor ¿hay acaso una mosca en la sopa? si quiere se la puedo cambiar.
- No, tranquilo, pruebe la sopa.
- Emm, señor, ¿acaso está fría? si quiere se la caliento.
- No, tranquilo, pruebe la sopa...
- Señor por favor, que tiene la sopa, ¿acaso tiene un cabello?
- ¡Ah! ¡que no! ¡pruebe la sopa!
- Pero señor por favor, dígame que tiene la sopa, si usted quiere se la cambio.
- ¡Que pruebe la sopa!
- De acuerdo la voy a probar, y ¿donde está la cuchara?
- ¡Exacto! ¡Bruto traígame la cuchara!

Tags: sopa, cuchara, señor, mosca

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de varios, malos

No es lo mismo el libro gordo de petete que venga un gordo y te haga un pete.

No es lo mismo marioneta, que venga Mario y te lo meta.

No es lo mismo un bebe haciendo pipi, que un pipi haciendo un bebe.

No lo mismo Jacinta Pichimahuida que Jacinta se haya hecho pichi en la huida.

No es lo mismo decir Ramona Cabrera que ramera cabrona.

No es lo mismo Ana va a la prueba, que prueba la banana.

No es lo mismo decir huele a traste que atrás te huele.

No es lo mismo decir María Montes, que te montes a María.

No es lo mismo decir un pájaro de alto vuelo que el pájaro de tu abuelo.

No es lo mismo decir la cómoda de tu hermana que acomódame a tu hermana

No es lo mismo subir al pináculo de una montaña, que subir la montaña con un pino en el culo.

No es lo mismo el tiempo no para que hace tiempo que no se me para.

No es lo mismo decir que motivo tuvo, que que tubo te han metido.

Tags: noeslomismo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, matrimonios

Una pareja de ancianos va a un restaurante de comida rápida. Con cuidado dividen en dos la hamburguesa y las patatas fritas que han pedido. Un camionero que los ve siente pena por ellos y se ofrece a comprarle a la esposa su propia comida.
- No se preocupe, dice el anciano, nosotros lo compartimos todo.
Unos minutos después, el camionero se da cuenta de que la esposa no ha probado bocado.
- De verdad no me importa comprarle la comida a su esposa, insiste el camionero.
- No se preocupe, ella comerá su parte, le asegura el anciano. Lo compartimos todo.
Poco convencido, el camionero le pregunta a la esposa:
- ¿Por qué no come?
- ¡Porque estoy esperando a que mi esposo me preste la dentadura!

Tags: dentaduras, restaurantes, hamburguesas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+