XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de actores

Chiste de largos, buenos, verdes

Un tío va a hacerse unas pruebas para la tele y tiene un tic nervioso que le hace guiñar un ojo continuamente.
- Pero hombre, ¿cómo quiere que le contratemos así?
- No, si se me pasa con una aspirina, espere, que tengo por aquí una en el bolsillo....
El tío se hurga los bolsillos y intentando encontrar las aspirinas saca cajas de preservativos de 10, de 15, de 20, de todas las marcas posibles.
- Parece que a usted le va bien con las mujeres, ¿eh?.
- ¡Que va! Si ligo menos que nadie.
- ¿Y entonces todo esto?
- ¿Ha probado usted alguna vez a entrar en una farmacia y pedir una caja de aspirinas guiñando un ojo?

Tags: preservativos, aspirinas, actores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de niños, profesores, verdes, Jaimito

Una vez la maestra estaba escribiendo en la pizarra y se le cae la tiza. Se agacha a recogerla y, como tiene una minifalda, los alumnos se ríen. La maestra dice:
- Quien haya visto algo estará suspendido.

Mira a uno y le pregunta:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi las pantorrillas.
- Un mes suspendido! Fuera!

A otro estudiante:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi los muslos.
- Dos meses suspendido! Fuera!

A otro estudiante:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi una parte de una nalga.
- Tres meses suspendido! Fuera!

A Jaimito:
- Y tú, Jaimito, ¿qué has visto?
- Bueno, chicos, nos vemos el año que viene...

Tags: profesora

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, matrimonios, verdes

Dos hombres que se movían muy deprisa en el interior de un Hipermercado con sus carros de la compra se chocan y uno le dice al otro:
- Perdóneme Ud; es que busco a mi señora.
- ¡Qué coincidencia, yo también! Estoy ya desesperado.
- Bueno tal vez le pueda ayudar. ¿Cómo es su señora?
- Es alta, de pelo castaño claro, piernas bien torneadas, pechos firmes, un culo precioso, en fin, muy bonita...
- ¿Y la suya?
- Olvídese de la mía, estará en la sección de charcutería seguro, le ayudo a buscar a la suya!!

Tags: supermercados

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+