XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de albañiles

Otros chistes

Chiste de animales, largos

Un carnicero estaba trabajando muy ocupado, cuando ve entrar a su local un perro al que echa de la tienda, poco después el perro entra nuevamente y esta vez el carnicero se da cuenta que el perro trae una nota en el hocico que dice:
¿Podría darme una pierna de cordero, por favor?
Lo mira, y ahora tiene un billete de 10 euros en el hocico, así que el carnicero asombrado toma el dinero, mete la pierna de cordero en una bolsa y la coloca en el hocico del perro, el carnicero impresionado decide cerrar la tienda y seguir al perro, éste toma una calle hasta un cruce donde se detiene, deja la bolsa en el piso y se para en sus patas traseras para presionar el botón de cruce, una vez que cambia la luz, toma la bolsa, avanza y llega hasta un paradero de autobuses, ahí se sienta pacientemente y cuando se aproxima un bus se para, mira el número y se vuelve a sentar hasta que llega el autobús adecuado, entonces toma la bolsa y se sube, ya arriba del autobús mira por la ventana distraídamente hasta que llegan a un sector de la ciudad donde toca el timbre y se baja, de ahí llega a una casa, deja la bolsa en el suelo y con la cabeza empieza a golpear la puerta un par de veces y como nadie abre la puerta, da la vuelta a la casa, esta vez golpea una ventana y regresa nuevamente a la puerta a esperar que abran, casi inmediatamente aparece un tipo en la puerta que empieza a gritar al perro, por lo que el carnicero le dice:
¡Pero hombre! ¿Por qué trata así al animal? ¡Es un genio, bien podría salir en la televisión!
A lo que el hombre responde:
¿Genio? ¿Está usted loco? ¡Esta es la segunda vez en esta semana que olvida su llave!

Tags: carniceros, perros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, buenos

El célebre violinista polaco Juan Petnicoft, de paseo por la selva de África, se pierde.
De pronto, ¡ve un león! El violinista recuerda el dicho: “La música calma a las fieras”.
Desenfunda su violin y desgrana una bellísima melodía.
Comienzan a acercarse otros leones. Lentamente, se han acercado docenas de leones. Se ha formado una verdadera platea de leones sentados alrededor del violinista.
- ¡Dios mío, jamás pensé que este violín iba a salvarme la vida!
En ese momento, un león enorme aparece de entre
los arbustos. De un empujón, aparta a los leones que estaban sentados, se arroja violentamente sobre el violinista y se lo come.
Uno de los leones, todavía conmovido, comenta:
-¡Mierda! ¡Ya sabía yo que el sordo nos iba a arruinar el concierto!

Tags: leones, violinista, violines, africanos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, largos, buenos, verdes, matrimonios

Esto es un tipo que liga en un bar y se va con su nueva pareja en su coche a un parque. Y claro, ocurre lo que ocurre. Al cabo de cinco minutos de acabar, la mujer le dice que quiere repetir, asi que otra vez... Cuando acaban, la mujer necesita tan solo un par de minutos para recuperarse y querer volver a ser satisfecha, asi que el tipo hace lo que puede. Obviamente ella no esta contenta, y le dice que quiere otro. El pobre hombre no puede mas y le dice que necesita un descanso, asi que sale del coche y se va a dar una vuelta. Y da la casualidad de que muy cerca en la carretera ve a un coche parado y un tipo cambiando una rueda.
-Hola, buenas noches.
-Muy buenas.
-Mire, es que he ligado con una chica incansable que me ha dejado agotado, pero el caso es que me gustaria quedar bien con ella... que le parece si yo le cambio la rueda de su coche, mientras usted le hace el amor? Luego le dice que se da a dar una vuelta para descansar, y volvere yo, sin que ella se de cuenta del cambio.
-Pues claro que acepto! Donde esta ella?
-Ahí, en un coche, detras de ese arbol. Total, que el segundo tipo se va al coche, entra, y sin decir una palabra reanuda la tarea, pero a los cinco minutos son interrumpidos por un policía que alumbra el interior del coche con una linterna y les grita:
-A ver, ustedes, que hacen aquí a las tres de la madrugada?
-Que pasa, que no puedo hacerle el amor a mi mujer?
- Y por que no se van a casa?
-Es que hasta que usted no nos dio luz, no sabia que era mi mujer...

Tags: coches, insaciables

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+