XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de alcohólicos

Chiste de borrachos, largos, buenos

Un borracho estaba en el bar cuando el camarero decide echarlo porque es hora de cerrar. El hombre se levanta de la silla y se cae de cara al suelo, entonces decide arrastrarse hasta la vereda para tomar un poco de aire. En la vereda intenta levantarse de nuevo pero vuelve a caer golpeándose ahora las narices contra el bordillo. Viendo que no podía caminar, siguió arrastrándose hasta llegar a su casa. Entra en casa y otra vez intenta levantarse sin éxito. Así que llega arrastrando hasta el borde de su cama, apoyándose en la mesita de noche consigue incorporarse pero rápidamente cae de boca en la cama y queda felizmente dormido.
A la mañana siguiente le despiertan los gritos de su esposa:
- Otra vez! Otra vez si vergüenza! Has vuelto a beber otra vez!
El esposo pone cara de inocente y dice:
- No no... yo ya no bebo...
A lo que la mujer interrumpe diciendo:
- No lo niegues, cobarde! Si han llamado esta mañana temprano del bar para decirme que otra vez te olvidaste la silla de ruedas!

Tags: alcohólicos, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de ancianos, largos, buenos, verdes

Un mago subió a un autobús que iba llenísimo a una hora punta y quiso entretener a la gente con sus trucos.
- Señoras y señores
gritaba
- Muy buenas tardes.
Nadie le hacía caso y el pobre hombre había sacado de la nada un ramo de flores.
Enfadado porque nadie le hacía caso, les anunció:
- Voy a hacer que se eleve este autobús…¡1, 2, 3!
Y entonces el autobús se elevó. Toda la gente asustada le gritó:
- ¡Bájalo, bájalo, por favor!
- Ahhhh, ¿no se creían que pudiera hacer magia, ¿eh?.
Si quieren que baje el autobús, SOPLEN TODOS.
Toda la gente empezó a soplar y el autobús empezó a bajar. La gente estaba emocionada y entonces le pidieron otro truco al mago. Éste les dijo:
- Voy a hacer que a ese viejito que va con su esposa se le suba el miembro. ¡1,2,3!
Y ¡ZASSSSSSS! La cosa se le levantó al viejito y los pasajeros al unísono exclamaron:
-OHHHHHHHHHHHHHH
Entonces se oye la voz de la viejita que grita:
-¡AL PRIMER HIJO PUTA QUE SOPLE LO QUEMO VIVO!

Tags: magos, autobuses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones

Un individuo que se apunta para un curso de aprendiz de
carnicero.
Se equivocan administrativamente y le apuntan a un curso de aprendizaje de talla de madera.
El monitor le entrega un tronco de madera y le dice con voz amigable:
- ¡Venga sáqueme de aquí un San José!
El tío, mordiéndose la lengua empieza a quitar madera con el cincel.
Al cabo de un buen tiempo regresa el monitor, y le encuentra prácticamente con una astillita de madera, y le pregunta:
- ¿Qué salió ya el San José?
- ¡No, todavía no, pero si está dentro tiene que estar a punto de salir!

Tags: carpinteros, carniceros, madera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, ancianos

Un anciano y una anciana se conocen en una fiesta para la tercera edad. Después de charlar un rato, deciden ir a un lugar más tranquilo, estacionan el vehículo y hacen el amor.
Finalizado el acto y mientras volvían, el anciano iba pensando:
- De haber sabido que era virgen me la hubiera llevado a un lugar más cómodo.
La anciana sentada en el asiento del copiloto pensaba:
- De haber sabido que se le levantaba, me hubiese quitado las bragas.

Tags: fiestas, amor

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Un hombre está en un bar y le dice al camarero:
- Te apuesto 200 euros que yo orino en el vaso que está a 5 metros sin tirar ninguna gota de orina en el suelo.
- Bueno, le contesta el camarero.
El hombre se la saca y sale la orina, orina la mesa, la barra, el camarero y todo el bar. Lo deja todo perdido...
El hombre riéndose va al fondo del bar y habla con unos jóvenes y trae los 200 euros y se los da al camarero.
El camarero le dice:
- Grandísimo estúpido acabas de perder 200 euros.
Y el hombre le contesta:
- ¿Ves aquellos jóvenes del fondo? Les aposté 500 euros que orinaba en todo el bar y que no solo no te ibas a enojar sinó que además te reirías.

Tags: apuestas, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+