XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de alcohólicos

Chiste de borrachos, largos, buenos

Un borracho estaba en el bar cuando el camarero decide echarlo porque es hora de cerrar. El hombre se levanta de la silla y se cae de cara al suelo, entonces decide arrastrarse hasta la vereda para tomar un poco de aire. En la vereda intenta levantarse de nuevo pero vuelve a caer golpeándose ahora las narices contra el bordillo. Viendo que no podía caminar, siguió arrastrándose hasta llegar a su casa. Entra en casa y otra vez intenta levantarse sin éxito. Así que llega arrastrando hasta el borde de su cama, apoyándose en la mesita de noche consigue incorporarse pero rápidamente cae de boca en la cama y queda felizmente dormido.
A la mañana siguiente le despiertan los gritos de su esposa:
- Otra vez! Otra vez si vergüenza! Has vuelto a beber otra vez!
El esposo pone cara de inocente y dice:
- No no... yo ya no bebo...
A lo que la mujer interrumpe diciendo:
- No lo niegues, cobarde! Si han llamado esta mañana temprano del bar para decirme que otra vez te olvidaste la silla de ruedas!

Tags: alcohólicos, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de borrachos, buenos, animales

Esto son dos hombres que se vana cazar patos. Se esconden entre las
hierbas y se ponen a esperar...
Como la espera esta un poco aburrida, uno de ellos se saca una
botella de ginebra del bolsillo y le dice a su amigo :
- Oye, quieres un trago ?
- No, gracias, no quiero.
- Pues tu te lo pierdes... glub, glub...
Pasa una hora y no ven ni un pato, asi que el de la ginebra le
vuelve a decir a su amigo :
- Oye, seguro que no quieres un traguito para calentarte ?
- Que no, de verdad, quiero estar sereno para apuntar mejor.
- Pues bueno, apunta, apunta... glub, glub...
Total, que se pasan así todo el día ; cuando esta anocheciendo, de repente aparece un pato, e inmediatamente el que esta sereno empieza a disparar fallando todos los tiros. El de la ginebra, que a estas alturas tiene una merluza de campeonato, intenta coger su rifle pero se le cae de
entre las manos tres veces y apunta con un pulso errático sin saber hacia donde mirar, pero cuando el pato esta ya lejísimos dispara una vez y le mata instantáneamente. El cazador sobrio le mira asombrado y le dice :
- Oye, pero como lo has hecho ?
- Faaaacil.... a-punteeee al cennntro de la baaaaandaaada...

Tags: cazadores, patos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+