XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de almuerzos

Otros chistes

Chiste de largos, infidelidad

Manolo se casó con Pilar. Él no lo sabía, pero Pilar había pasado de mano en mano antes de conocerlo. La noche de bodas estuvieron en el hotel del pueblo. Como los lugareños eran muy chismosos se amontonaron junto a la puerta de la habitación de Manolo y Pilar para oír que pasaba.
Lo primero que escucharon fue que Manolo decía:
- Ahora voy a besarte como nadie lo ha hecho, Pilar.
Afuera se corrió el rumor:
- ¡La va a besar! ¡La va a besar!
- Ahora voy a abrazarte como nadie lo ha hecho, Pilar,
- ¡La va a abrazar! ¡La va a abrazar!
- Y ahora voy a hacerte lo que nadie le ha hecho antes, Pilar
- La va a matar! ¡La va a matar!

Tags: bodas, novios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, verdes

Dos monjas salen del convento, para vender galletitas.
Una de ellas es la Hermana Matemáticas y la otra la Hermana Lógica.
Está oscureciendo y ambas están aún muy lejos de su convento.
-Hermana Lógica: “¿Te has dado cuenta que durante la última media hora nos viene siguiendo un hombre?”
-Hermana Matemáticas: “Sí,y me pregunto qué es lo que quiere".
-Hermana Lógica: “Muy lógico. Nos quiere violar”.
-Hermana Matemáticas: “¡Oh no!. Así como están las cosas, nos va a alcanzar a lo más tardar en 15 minutos. ¿Qué podemos hacer?.
-Hermana Lógica: “La única solución lógica para nosotras, es caminar más rápido”.
Ambas monjas aceleran sus pasos
-Hermana Matemáticas: “Esto no nos ayuda para nada”.
-Hermana Lógica: “Claro que no ayuda. El hombre reaccionó de manera lógica. También comenzó a caminar más rápido”.
-Hermana Matemáticas: “¿Entonces, qué podemos hacer?. Como están las cosas, nos habrá alcanzado en un minuto”.
-Hermana Lógica: “La única reacción lógica para nosotras es separarnos. Tú te vas por aquel lado y yo me voy por este. No nos puede perseguir a ambas”.
El hombre decide seguir a la Hermana Lógica.
La Hermana Matemáticas llega al convento y está muy intranquila, puesto que la Hermana Lógica aún no ha llegado.
Finalmente llega también la Hermana Lógica.
-Hermana Matemáticas: “¿Hermana Lógica, ¡Gracias a Dios que has llegado!. Cuéntanos lo que ha sucedido”.
-Hermana Lógica: “La única cosa lógica que podía suceder. El hombre no pudo perseguirnos a las dos, de manera que eligió a una, y se decidió por mi”.
-Hermana Matemáticas: “¿Y qué sucedió? Por favor, cuéntenos”.
-Hermana Lógica: “Sucedió lo lógico. Yo comencé a correr tan rápido como pude”.
-Hermana Matemáticas: “¿Y entonces?”.
-Hermana Lógica: “Sucedió lo lógico. El hombre comenzó también a correr tan rápido como pudo”.
-Hermana Matemáticas: “¿Y?
-Hermana Lógica: “Y sucedió la única cosa lógica posible. ¡Me alcanzó! “.
-Hermana Matemáticas: “¡Oh no! ¿Y qué hiciste entonces?”.
-Hermana Lógica: “La única cosa posible que pude hacer, me levanté el hábito”.
-Hermana Matemáticas: “¡Oh hermana! ¿Y qué hizo el hombre?”.
-Hermana Lógica: “El hombre hizo lo lógico. Se bajó los pantalones”.
-Hermana Matemáticas: “Oh no! ¿Y qué sucedió luego? “.
-Hermana Lógica: “¡Lo lógico hermana!. Una monja que se ha levantado el hábito, puede correr más rápido que un hombre que se ha bajado los pantalones”.
……¿Y tú pensabas que iba a ser otra historia? ………

Tags: monjas, lógica, matemáticas, hermanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Un irlandés, un mejicano y un hombre rubio estaban trabajando en el andamiaje de un edificio en la 20a planta.
A las 12.00 almorzaron y el irlandés dijo: “¡Carne de oveja con col! Otra vez… Si mi mujer me da este plato otra vez voy a saltar de este edificio!”
El mejicano abrió su lonchera y exclamó: “¡Burritos, burritos, burritos! Siempre esos burritos. Sí me da burritos otra vez yo también me saltaré.”
El rubio sacó su almuerzo y dijo: “Bocadillo con mortadela – ¡otra vez! Un bocadillo con mortadela más y yo me voy a saltar también!”
El próximo día el irlandés abrió su lonchera, vio la oveja con col, se saltó y se murió.
El mejicano abrió su lonchera también, vio un burrito y se saltó él también.
El rubio también abrió su lonchera, vio el bocadillo con mortadela y se saltó.
En el funeral, la mujer del irlandés estaba llorando. Dijo: “Si hubiera sabido que cansado era de oveja con col, no se la habría dado otra vez.”
La mujer del mejicano lloraba también y dijo: “Le pudiera haber dado tacos o enchiladas….. No podía imaginarme que odia tanto a los burritos.”
Y todos se dirigieron para mirar a la mujer del rubio. Ella dijo: “No me miren, prepara su propio almuerzo.”

Tags: entierros, funerales, comidas, bocadillos, rubios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de parejas, verdes

En la villa olímpica el campeón de salto de pértiga y una lindísima gimnasta se vieron obligados, por falta de espacio, a compartir la misma cama. Antes de acostarse dijo ella:
- Para evitar malas tentaciones pondré una almohada entre los dos.
En efecto, así pasaron la noche, sin novedad, con una almohada separándolos. Al día siguiente dice el campeón:
- Hoy trataré de saltar la valla de los 6 metros.
- Uff! -se burla con desdén la bella chica - No saltaste la almohada, y vas a saltar la valla de los 6 metros!

Tags: gimnastas, olimpiadas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+