XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de amnesia

Otros chistes

Chiste de buenos, Jaimito

Durante una clase de moral y buenas maneras, la profesora dice a sus alumnos:
- Miguel, si fueras a cortejar a una joven de buena familia, muy bien educada, durante una cena íntima para dos, y tuvieras necesidad de ir a los servicios, ¿qué dirías?
- Espérame un momento, que voy a echar una meadita.
- Eso sería muy grosero y maleducado por tu parte. Juan, ¿cómo lo dirías tú?
- Perdón, pero tengo que ir a los servicios. Vuelvo enseguida.
- Eso está mejor, pero resulta desagradable decir "servicios" durante una comida.
- Y tú, Jaimito, ¿serías capaz de usar tu intelecto, al menos por una vez, para intentar mostrarnos tus buenas maneras?
- Yo diría: "Querida, te pido perdón por ausentarme un momento, pero voy a dar la mano a un íntimo amigo que espero poder presentarte después de la cena" ...

Tags: profesora, cenas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, verdes, buenos

Va un hombre por la playa con su mujer, y ella le pide que le compre un bikini, a lo que él le dice:
-Con ese cuerpo de lavadora, ni lo pienses.
Siguen caminando y le insiste la mujer:
- Bueno, cómprame ese vestido.
Y repite el esposo:
- Con ese cuerpo de lavadora ni lo pienses.
Pasa el día y por la noche, ya en la cama, el marido le dice a la esposa:
- Entonces que, vieja ¿echamos a andar la lavadora?
Y la mujer le dice:
- Para ese mugre trapito, mejor lávalo a mano.

Tags: lavadoras, bikinis

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta. El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.

Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:

– Mire amigo, jamás haga eso otra vez! Casi me mata del susto!
El pasajero le pide disculpas y le dice:
– No pensé que se fuer a a asustar tanto si le tocaba el hombro
El taxista le dice:
– Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista
– ¿Y qué hacía antes?
– Fui chófer de carroza funeraria durante 25 años

Tags: taxis, taxistas, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+