XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de ancianas

Otros chistes

Chiste de buenos, verdes, informática

Una consultora informática, que estaba ayudando a un hombre a configurar su ordenador, le pregunta qué palabra le gustaría utilizar como contraseña para entrar en su sistema. Con la intención de ponerla en una situación embarazosa, éste le dice que escriba PENE con mayúsculas.
Ella, sin inmutarse ni decir una palabra, introduce la contraseña. De pronto, la chica casi se desternilla de la risa ante la respuesta del ordenador:
"Contraseña rechazada. No es suficientemente larga".

Tags: ordenadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de abogados, buenos, largos, religión

Un abogado llega tarde a un importante juicio y no encuentra estacionamiento... Levanta los ojos al cielo y dice:
- Señor, por favor, consígueme un sitio para aparcar y te prometo que iré a Misa los domingos del resto de mi vida, dejo las malas compañías y el vicio. Además jamás en mi vida me volveré a emborrachar... ¡¡¡Y dejo de acostarme con mi secretaria, que además está casada!!!
Milagrosamente, en ese momento, aparece un sitio libre, el hombre aparca y dice:
-No te preocupes Señor que ya encontré uno, pero gracias de todos modos

Tags: Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, matrimonios, infidelidad

Se encuentran dos viudas en un cementerio; una muy feliz limpiando la lápida de su marido y cantando como loca.
La otra muy triste, llorando desconsoladamente...
Al rato, la desconsolada mira a la contenta y le pregunta:
- ¡Ay, señora!, ¿cuánto tiempo hace que enviudó?
- Seis meses, respondió en tono alegre la otra.
- Y ¿cómo hace para estar tan feliz si yo llevo 3 años y no he podido superar esta pena?
- ¡Ay, hija mía! porque después de muchos años, es la primera vez que sé dónde está y quién se lo está comiendo.

Tags: cementerios, viudas, tumbas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+