XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de antojos

Otros chistes

Chiste de religión

Cuentan que un día se mueren todos los billetes y se van al cielo. San Pedro los recibe y piden permiso para entrar, pero les dice que ninguno de ellos puede hacerlo.
-¡No fastidies! Pero ¿cómo que no? dice el de 500 €. Yo soy poderoso y tengo las puertas abiertas pues en todas partes me quieren.
-Igual nosotros-, dicen los de 200, 100 y 50 €. Todos nos quieren tener, ¿por qué no podemos entrar?
-Y yo-, dice el de 20 €.
-No insistan dice San Pedro, no pueden entrar al cielo; mmm… tal vez el de 5 € pueda hacerlo.....
En eso se oye un ruidillo; son todas las monedas de 1 €, 0,50, 0,20, 0,10 céntimos que también habían muerto...
-Pasen, pasen -les dice San Pedro-, las puertas del cielo están abiertas para ustedes.
Los billetes se ponen muy enojados y reclaman,
-¿Por qué razón ellas, que valen menos, sí y nosotros no?
San Pedro les responde:
-¡Porque ellas sí van a la iglesia los domingos!

Tags: monedas, cielo, iglesias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, buenos

Una mujer, preocupada porque su esposo no le responde cuando le habla, decide llevarlo al médico y él se deja llevar sin decir nada...
La mujer habla con el médico y le dice:
-Doctor, le hablo a mi esposo y él no me contesta. Creo que tiene un grave problema auditivo.
El doctor examina al hombre, luego sale y en privado le dice a la señora:
-Señora, su esposo tiene “Otitis Testicular”.
-¿Y qué quiere decir eso, doctor?
-Que su esposo la escucha perfectamente, pero "le importa dos cojones lo que usted dice"...

Tags: doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales

Estaban todos los animales de la selva listos para correr en las olimpiadas de los animales. Cuando empieza la cuenta atrás para correr:
- 3, 2, 1, ¡arrancar!
Todos corren, pero a media carrera se fatigan y van quedándose uno a uno. Al final sólo queda la hormiga y el elefante peleando por el primer lugar, cuando de repente se oye un temblor, ¡punnnnnnttt! El elefante había pisado a la hormiga, y todos los habitantes de la selva le empiezan a gritar:
- ¡Asesino, asesino!
Y el elefante responde:
- ¡No, sólo le quería meter el pie para que se cayera!

Tags: deportistas, hormigas, elefantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+