XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de aparejadores

Otros chistes

Chiste de buenos, largos, profesiones

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta.
El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.
Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:
- Mire amigo, jam√°s haga eso otra vez!!!. Casi me muero del susto!!!!.
El pasajero le pide disculpas y le dice:
- No pensé que fuera a asustarse tanto si le tocaba el hombro.
El taxista le dice:
- Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista.
- ¬ŅY qu√© hac√≠a antes?.
- Fui ch√≥fer de un coche funerario durante 30 a√Īos.

Tags: taxistas, funerarias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, ancianos, verdes

Un viejo le dice a otro:
-Cuando yo era joven, en Madrid había una de esas que cobra por hora a la que apodaban Cibeles.
-¬ŅPor qu√© la apodaban as√≠?
-Porque era bonita como una diosa,fría como una piedra y se tiraba a los leones-
.-Fría sería, pero a ti seguro que te calentó.
-Calentó, calentó. ¡Vaya si me calentó!
-¬ŅCu√°ndo fue eso?
-Cuando le dije que no tenía dinero para pagarle el polvete que le echara.

Tags: madrid

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos, profesores

Estaban reunidos veinte profesores de todas las especialidades en La Sorbona.
De pronto, apareció un Genio de los Deseos
- Uno de ustedes podrá pedirme un deseo y sólo uno. Tendrá que elegir entre: La Belleza Eterna, Todo el Dinero del Mundo o La Sabiduría Perfecta.
Los profesores eligieron al doctor Alexander Shell, el m√°s respetado del grupo, para que formulase el deseo.
- Deseo tener: ¡la sabiduría perfecta!
- ¬°Hecho!
Gran nube de humo y el genio desaparece.
El profesor Shell permaneció pensativo.
- ¬ŅQu√© piensa, doctor?
- ¡Pienso que tendría que haber elegido el dinero...!

Tags: genios, dinero

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+