XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de arañas

Otros chistes

Chiste de matrimonios

Una mujer está friendo unos huevos para el desayuno a su esposo, cuando de repente, este entra por la puerta de la cocina y le dice a su señora:
- ¡Cuidado, cuidado!!
¡Ponle más de aceite, por Dios que se te van a pegar!!
¡¡Pusiste demasiados huevos al mismo tiempo!!!
¡Demasiados!
¡Dales la vuelta o se quemaran!!
¡Dales la vuelta ya!!!
¡Échales más aceite, por Dios!!
¿Dónde hay más aceite para los huevos?!
¡Se van a pegaar , dales la vuelta!!!
¡Cuidado, cuidado, te dije que cuidadoooooo!!!
¡Nunca me haces caso cuando cocinas, nunca!!!
¡Cuidado, dales la vuelta rápido!!!
¡Rápido!!!
¡Estás loca!!! ¿Perdiste la cabeza? ¡Se van a pegar!
¡No te olvides de ponerles sal!!!!
¡Sabes que siempre te olvidas de la sal, ponle sal, pon la maldita sal!
La mujer lo mira con asombro:
- ¿Qué te pasa cabronazo? ¿Crees que no puedo freír un par de huevos?
El marido sonríe y le contesta calmadamente a su esposa:
- Solo quería enseñarte lo que se siente cuando voy conduciendo contigo en el coche!!!

Tags: huevos, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, religión

Llegan tres hombres al infierno: un americano, un hindú y un español. El diablo les dice:

-Les daré una oportunidad de ir al cielo. Aquel que aguante tres latigazos míos se podrá ir. Antes de los latigazos podrán ponerse lo que quieran en la espalda, ¡a ver si los aguantan!

Los hombres aceptan. Primero va el americano, coge una enorme piedra y el diablo, al primer latigazo, la rompe. El americano grita desesperado:

-¡Vale!¡Vale!¡Me quedo!

Después le toca al hindú, que se arrodilla sin ponerse nada. Dice el diablo asombrado:

-¡Éste si que tiene dos cojones! ¿No te vas a poner nada en la espalda?
-No, ¡sólo necesito meditación!
-Bueno, como quieras...

Da el primer latigazo y el hindú sólo gime un poco, el segundo latigazo y el hindú tranquilo, da el tercero y el hindú fresco como una lechuga. El diablo le dice:

-Bueno, lo prometido es deuda, te puedes ir al cielo.
-Sí...-dice el hindú- pero antes quiero ver al español, que siempre gana en los chistes... Quiero ver con qué mariconada sale...

El español se arrodilla y tampoco se pone nada, a lo que el diablo dice:

-¿Tú tampoco te pones nada?
-¿Puedo ponerme lo que quiera?
-¡Lo que quieras!
-¡A ver, hindú cabrón, VEN AQUÍ!

Tags: infierno, látigos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos

Un niño va por la calle con su madre y oye 3 palabrotas: zorras,capullos y pasar por la piedra.
Y el niño le pregunta a su madre:
-Mama,mama ¿que significa zorras?
-Significa jamón hijo.-responde la madre.
-¿Y capullos?-vuelve a preguntar el hijo.
-Significa invitados hijo.-Vuelve a responder la madre.
-Ah vale mamá.¿Pero y pasar por la piedra?.-Pregunta el hijo con más interés.
-Hijo eso significa doblar ropa.
-Ah,gracias mamá.-Agradeció el hijo a su madre.
Al día siguiente llegaron unos invitados a su casa.
-Hola niño tu debes de ser el hijo ¿verdad?.-Pregunto una de las invitadas.
-Hola capullos pues si yo soy el hijo.-Respondió el niño.
-¿Que hay en la cocina?-Volvió a preguntar la misma señora un poco extrañada.
-Hay zorras señora,a mi padre le encanta.-respondió el niño.
-¿Donde están tus padres?-Preguntó la misma invitada.
-Están en la mesa pasando por la piedra.-Respondió el niño unos segundos antes de que los invitados se fueran corriendo.

Tags: padres, invitados, jamón

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Había una vez dos bellísimas doncellas paseando por los alrededores de su castillo. De pronto, una de ellas escuchó una tímida voz que gritaba:
- ¡Ehhhh! ¡Mirad aquí abajo!
Las doncellas miraron y vieron un pequeño sapo a la orilla del foso.
- ¡Hola! -dijo el sapo-. En realidad soy un cantante, pero un genio malvado me ha convertido en un sapo. Si una de vosotras me besa, volveré a ser cantante y viviremos felices para siempre.
Entonces, la más bella de las dos doncellas lo cogió con la mano y se lo metió en el bolsillo.
- ¿Cómo es eso? -le pregunta la otra doncella-. ¿No vas a besarlo?
- ¿Estás de broma? -responde la bella-. ¡Puedes ganar mucho más dinero con un sapo que habla que con un cantante!

Tags: cuentos, sapos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+