XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de argentinos

Chiste de religión

Muere un ciudadano argentino y va al cielo. Un día mientras pasea por los alrededores, se topa con una casa muy pintoresca y decide visitarla. Ahí se encuentra con San Pedro, quien lo saluda y lo invita a un café. Mientras San Pedro trae el café, el argentino observa la casa, y ve que hay relojes por todas partes, y en cada reloj figura el nombre de un país. Intrigado el argentino le pregunta a San Pedro:
- D√≠game, por curiosidad... ¬Ņpara qu√© sirven estos relojes?
- ¡Aaah!, pues verás….. Estos relojes miden las cagadas que se cometen en cada país. Por cada cagada avanzan un minuto.
- Muy interesante, contesta el argentino. Veo que está el reloj de Alemania, Francia, Estados Unidos... y un sin fin de países, pero se detiene con una duda
- Esteee... disculpe que lo interrumpa otra vez San Pedro‚Ķ‚Ķ¬Ņy la Argentina por qu√© no est√°?
- No te fijaste bien,Argentina sí está, lo que pasa es que su reloj lo pusimos en el techo.
- ¬ŅEn el techo?- dice el tipo asombrado.
- Si, es que lo usamos de ventilador

Tags: relojes, argentinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de amigos, animales, malos, largos

Un se√Īor que ten√≠a una gata, estaba harto de que le ara√Īase todos los muebles de la casa y no sab√≠a como deshacerse de ella, se fue al monte y la dejo abandonada. Despu√©s de unos d√≠as la gata regres√≥.
El se√Īor se la volvi√≥ a llevar y la tir√≥ del otro lado del monte, y la gata volvi√≥. Desesperado, le pregunt√≥ a un amigo, c√≥mo lo pod√≠a hacer para que no volviera y √©ste le dio algunas indicaciones:
- Cruza el monte, ve al r√≠o y cr√ļzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda,otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:
- ¬ŅC√≥mo te fue?
- Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!

Tags: monta√Īas, gatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, vascos

Un lechero vasco que se est√° muriendo en el hospital re√ļne a sus dos hijos, su hija y su esposa y, rodeado por todos ellos y su enfermera, les reparte su herencia.
Dice a su hijo mayor:
- A ti, Pedro, te dejo las casas del Norte.
- A ti, hijita, te dejo todos los apartamentos de la zona Sur.
- A ti, Carlitos, por ser mi hijo menor, con un gran porvenir, te dejo las oficinas del Centro.
- Y a ti, mi querida esposa, el edificio del Barrio las Cumbres, al Oeste de la ciudad.
La enfermera, impresionada, le dice a la esposa:
-Se√Īora, su esposo es muy rico; les est√° dejando muchas propiedades.
Y la esposa, sin perder el tiempo le responde:
- ¡Qué rico ni qué ni nada! ¡Esas son las rutas por donde reparte la leche... !

Tags: herencias, famílias, hospitales, enfermeras, leche

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+