XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de argentinos

Chiste de religión

Muere un ciudadano argentino y va al cielo. Un día mientras pasea por los alrededores, se topa con una casa muy pintoresca y decide visitarla. Ahí se encuentra con San Pedro, quien lo saluda y lo invita a un café. Mientras San Pedro trae el café, el argentino observa la casa, y ve que hay relojes por todas partes, y en cada reloj figura el nombre de un país. Intrigado el argentino le pregunta a San Pedro:
- D√≠game, por curiosidad... ¬Ņpara qu√© sirven estos relojes?
- ¡Aaah!, pues verás….. Estos relojes miden las cagadas que se cometen en cada país. Por cada cagada avanzan un minuto.
- Muy interesante, contesta el argentino. Veo que está el reloj de Alemania, Francia, Estados Unidos... y un sin fin de países, pero se detiene con una duda
- Esteee... disculpe que lo interrumpa otra vez San Pedro‚Ķ‚Ķ¬Ņy la Argentina por qu√© no est√°?
- No te fijaste bien,Argentina sí está, lo que pasa es que su reloj lo pusimos en el techo.
- ¬ŅEn el techo?- dice el tipo asombrado.
- Si, es que lo usamos de ventilador

Tags: relojes, argentinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de profesiones, varios, internacionales

Al recorrer el país entero durante un viaje de cacería, un hombre bien vestido de Estocolmo apunta y le dispara a un pato que va volando, pero el ave cae dentro del corral de un granjero, quien la reclama como suya.
- No es suyo el pato, es mío, insiste el cazador.
Como ninguno de los dos cede, el granjero sugiere resolver las cosas a la antigua usanza:
- Con una patada pueblerina.
- ¬ŅUna qu√©?, dice el cazador.
- Yo le pateo tan fuerte como pueda en la entrepierna, le dice el granjero y luego usted hace lo mismo conmigo. El que grite menos tiene derecho a quedarse con el ave.
El hombre de Estocolmo acepta. El granjero toma vuelo y suelta un golpe demoledor en las partes blandas del hombre, quien a√ļlla de dolor y cae al suelo.
- Bien, ahora es mi turno.
- Olvídelo - dice el granjero -. Se puede usted quedar con el pato

Tags: cazadores, granjeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ni√Īos, verdes

Esto es un ni√Īo que se hallaba de pie sobre la cabeza de una ni√Īa, ella tambi√©n de pie, y llevaban esta conversaci√≥n:
- El ni√Īo: Bueno, nos hemos quitado la ropa, y me he puesto arriba de ti...... ¬ŅSe puede saber cuanto falta para llegar al orgasmo?
- La ni√Īa: No lo s√©...pero ahora entiendo por qu√© mi mam√° siempre dice que le duele la cabeza.

Tags: orgasmos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+