XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de bancos

Chiste de ladrones, suegras, buenos

Un ladrón entra a un banco, apunta con su arma al cajero y exige que le de todo el dinero.
Una vez con el botín, se da la vuelta hacia uno de los clientes y le pregunta:
- ¬ŅUsted me vio robar?
- Si, pero de refilón
El ladrón le pega un tiro en la cabeza.
Se dirije a otra persona que había al lado:
- ¬ŅY usted,me vio robar?
- No, la verdad es que apenas vi nada...
El ladrón le pega dos tiros en la cabeza.
Se da vuelta hacia una familia que estaba parada a su lado y pregunta:
- ¬ŅY usted, me vio robar?
El hombre le contesta:
- Yo no vi nada... pero mi suegra si, la vi grabándote con el móvil.

Tags: armas, bancos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un hombre entra en un banco y le dice a la cajera:
- Quiero abrir una puta cuenta.
- Por favor, se√Īor, est√° prohibido hablar de esa manera aqu√≠.
- ¬ŅPor qu√© mierda proh√≠ben eso?
- Se√Īor, le suplico deje de decir palabrotas.
- Me importa un pito lo que piense usted, yo sólo quiero abrir una miserable cuenta en este puto banco.
Entonces la cajera se va y regresa con el director del banco.
El director sale, enfadado e increpa al hombre:
- Disculpe, caballero ¬Ņle puedo ayudar en algo?
- ¡Hostias! Claro que sí. Acabo de ganar 35 millones de euros en la lotería y quiero abrir una puta cuenta en este banco de mierda.
- Ya veo - dice el director-, y esta est√ļpida perra cabrona le est√° molestando ¬Ņverdad?

Tags: dinero, banqueros, bancos, lotería

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, ladrones

Tres ladrones iban a asaltar un banco de m√°xima seguridad. Ten√≠an que hacer un t√ļnel para poder entrar, y deciden entrar por el conducto del aire acondicionado. Uno dice:
Yo entro primero.
Entonces, entra y se resbala, un policía oye el ruido y pregunta:
¬ŅQui√©n esta ah√≠?
Y responde:
¬°Miiiaaauuuuu! Y sigue su camino.
Va el segundo y se resbala, el policía oye el ruido y pregunta:
¬ŅQui√©n est√° ah√≠?
Y responde:
¬°Miiiaaauuuuu! Y sigue su camino.
Va el tercero, se resbala y el policía oye el ruido y pregunta:
¬ŅQui√©n est√° ah√≠?
Y responde:
¬°Otro gato, otro gato!

Tags: policías, bancos, gatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Los indios de una remota reserva preguntaron a su nuevo jefe si el próximo invierno iba a ser frío o apacible.
Dado que el jefe había sido educado en una sociedad moderna, no conocía los viejos trucos indios.
Así que, cuando miró el cielo, se vio incapaz de adivinar qué iba a suceder con el tiempo...
De cualquier manera, para no parecer dubitativo, respondi√≥ que el invierno iba a ser verdaderamente fr√≠o, y que los miembros de la tribu deb√≠an recoger le√Īa para estar preparados.
No obstante, como también era un dirigente práctico, a los pocos días tuvo la idea de telefonear al Servicio Nacional de meteorología.
-¬ŅEl pr√≥ximo invierno ser√° muy fr√≠o? - pregunt√≥.
-Sí, parece que el próximo invierno será bastante frío - respondió el meteorólogo de guardia.
De modo que el jefe volvi√≥ con su gente y les dijo que se pusieran a juntar todav√≠a m√°s le√Īa, para estar a√ļn m√°s preparados.
Una semana después, el jefe llamó otra vez al Servicio Nacional de meteorología y preguntó:
-¬ŅSer√° un invierno muy fr√≠o?
-Sí - respondió el meteorólogo- va a ser un invierno muy frío.
Honestamente preocupado por su gente, el jefe volvi√≥ al campamento y orden√≥ a sus hermanos que recogiesen toda la le√Īa posible, ya que parec√≠a que el invierno iba a ser verdaderamente crudo.
Dos semanas más tarde, el jefe llamó nuevamente al Servicio Nacional de Meteorología:
-¬ŅEst√°n ustedes absolutamente seguros de que el pr√≥ximo invierno habr√° de ser muy fr√≠o?
-Absolutamente, sin duda alguna - respondió el meteorólogo - va a ser uno de los inviernos más fríos que se hayan conocido.
-¬ŅY c√≥mo pueden estar ustedes tan seguros?
- Co√Īo, porque los indios est√°n recogiendo le√Īa como locos!!!

Tags: buenisimos, indios, tiempo, invierno

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, verdes

Un hombre entra en una tienda de armas y le pide al dependiente que le ense√Īe la mejor mira telesc√≥pica que tenga para su rifle.
- Esta es la mejor del mercado -le dice el dependiente- Tanto, que si mira hacia la cima de aquella monta√Īa podr√° ver en mi casa el nombre del perro en la caseta.
El hombre mira hacia la cima con la mira y empieza a reír.
- ¬ŅDe que se r√≠e? - pregunta el dependiente.
- Es que estoy viendo en el jardín a un hombre desnudo corriendo detrás de una mujer también desnuda.
El dependiente toma la mira, mira hacia su casa y empieza a enrojecer y echar humo por las orejas. Toma dos balas y se las da al hombre diciéndole:
- Vamos a hacer un trato. Le doy estas dos balas y, si acierta con una en la cabeza de mi mujer y con otra en las Bolas del hombre, le regalo la mira telescópica.
El hombre toma el rifle, pone el ojo en la mira y apunta hacia la casa.
Después de un momento de indecisión le dice al vendedor:
- Creo que puedo hacerlo de un solo tiro...

Tags: perros, armas, rifles, dependientes, balas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, largos, verdes

Un tipo de 47 a√Īos muy preocupado por parecer joven decide hacerse un estiramiento de cara. Una vez hecha la cirug√≠a, el tipo sale muy contento de la cl√≠nica con su cara nueva. Se detiene en un puesto de diarios compra uno y le pregunta al vendedor: "D√≠game amigo, quisiera que me conteste una pregunta: ¬ŅCu√°ntos a√Īos cree que tengo?"
El quiosquero le dice: "No sé... unos 32".
Contento de la vida, el tipo le dice: "En realidad tengo 47 a√Īos".
Luego este buen se√Īor entra a un McDonalds, pide una hamburguesa y le pregunta lo mismo al cajero.
El cajero le dice: "Yo le calculo unos 29 a√Īos".
El hombre, cada vez m√°s contento, le dice: "No, tengo 47".
Luego toma el autob√ļs para volver a su casa, y se sienta al lado de una anciana.
Una vez m√°s, el tipo hace la pregunta: "Disc√ļlpeme, se√Īora, ¬Ņcu√°ntos a√Īos piensa usted que tengo?"
La viejita lo mir√≥ pensativa con su cara llena de arrugas, y le contest√≥: "Mire, hijito, yo ya tengo 85 a√Īos y no veo bien. Sin embargo, cuando era joven yo ten√≠a un m√©todo para adivinar la edad de los hombres; les met√≠a la mano en los calzoncillos y les dec√≠a la edad correcta".
El hombre dud√≥ un poco, pero viendo que no hab√≠a nadie en el autob√ļs pens√≥: "Bueno, probemos, total...", y acto seguido le dice a la viejita que comience con su tarea.La viejita le mete la mano y le manosea los test√≠culos al tipo. Al cabo de diez minutos exactos, la se√Īora dice: "Usted tiene 47 a√Īos".
El tipo, asombrad√≠simo exclama: "Pero esto es incre√≠ble, ¬Ņd√≠game... c√≥mo lo hace?"
Y la anciana le contesta: "Je, je, je,... Es que yo estaba detr√°s suyo en la cola del McDonalds...".

Tags: clínicas, edad, viejas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de informática, abogados, religión, largos

Un día se murió un experto en programación y automatización de sistemas. Llevaba una vida ejemplar, pero no creía en Dios, por tanto lo mandaron al infierno. Era muy bueno programando y en poco tiempo arregló todos los desperfectos en el infierno, dejando todo que funcionara en forma automática, sin tener que resetear los equipos.
Instaló acondicionadores en las oficinas, cafeteras automáticas, sistema multicanal de TV en todos los departamentos y puso a funcionar muchos otros servicios. Dios al enterarse de todo esto lo quiso transferir al paraíso, pero el Diablo se opuso. Dios se molestó y le dijo:
- ¬°Te voy a demandar!
- Sí, como no, dijo el Diablo con sarcasmo.
- ¬ŅY d√≥nde encontrar√°s un buen abogado, si en el para√≠so no hay ninguno?

Tags: cielo, infierno, programadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+