XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de banqueros

Chiste de buenos, largos

Un hombre entra en un banco y le dice a la cajera:
- Quiero abrir una puta cuenta.
- Por favor, se√Īor, est√° prohibido hablar de esa manera aqu√≠.
- ¬ŅPor qu√© mierda proh√≠ben eso?
- Se√Īor, le suplico deje de decir palabrotas.
- Me importa un pito lo que piense usted, yo sólo quiero abrir una miserable cuenta en este puto banco.
Entonces la cajera se va y regresa con el director del banco.
El director sale, enfadado e increpa al hombre:
- Disculpe, caballero ¬Ņle puedo ayudar en algo?
- ¡Hostias! Claro que sí. Acabo de ganar 35 millones de euros en la lotería y quiero abrir una puta cuenta en este banco de mierda.
- Ya veo - dice el director-, y esta est√ļpida perra cabrona le est√° molestando ¬Ņverdad?

Tags: dinero, banqueros, bancos, lotería

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Una anciana fue un día al Banco del Comercio "Bancomer" llevando un bolso lleno hasta el tope de dinero.

Insist√≠a ante la ventanilla, solicitando que quer√≠a hablar √ļnica y exclusivamente con el Director del Banco para abrir una cuenta de ahorros, para lo cual dec√≠a:

ANCIANA: "Comprenda Ud., es mucho dinero".

Después de mucho discutir, la llevaron ante el Director del Banco, respetando el concepto de que el cliente tiene siempre la razón.

DIRECTOR: -¬ŅCu√°nto dinero desea ingresar?

ANCIANA: USD$165.000,00.
Y automáticamente vació su bolso encima de la mesa.

El Director, naturalmente, sintió una gran curiosidad por saber de dónde habría sacado la anciana tanto dinero y le preguntó:

DIRECTOR: Se√Īora, me sorprende que lleve tanto dinero encima, realmente es mucha cantidad.
¬ŅC√≥mo lo ha conseguido?

ANCIANA: -"Es simple, hago apuestas".

DIRECTOR: ¬ŅApuestas?... ¬ŅQu√© tipo de apuestas?.

ANCIANA: Bueno, todo tipo de apuestas. Por ejemplo, le apuesto a Ud., USD$25.000,00...
¬°¬°¬°A QUE SUS PELOTAS SON CUADRADAS!!!.

DIRECTOR: "Esa es una apuesta est√ļpida"... Ud., nunca podr√° ganar una apuesta de ese tipo.

ANCIANA: Bueno ya le dije que hago apuestas. ¬ŅEst√° Ud. dispuesto a aceptar mi apuesta?.

DIRECTOR: Por supuesto. Apuesto USD$25.000,00 a que mis pelotas no son cuadradas.

ANCIANA: De acuerdo, pero como hay mucho dinero en juego...
¬ŅPuedo venir ma√Īana a las 10:00 AM con mi abogado para que nos sirva de testigo?

DIRECTOR: Claro que sí.

Aquella noche, el Director estaba muy nervioso por la apuesta. Pasó largo tiempo mirándose sus pelotas en el espejo, volviéndose de un lado para otro, una y otra vez. Se hizo un riguroso examen y quedó absolutamente convencido de que sus pelotas no eran cuadradas y que ganaría la apuesta.

A la ma√Īana siguiente a las 10:00 en punto, la anciana apareci√≥ con su Abogado en la Oficina del Director. Hizo las pertinentes presentaciones, y repiti√≥ la apuesta de USD$25.000,00.

¬°¬°¬°LAS PELOTAS DEL DIRECTOR SON CUADRADAS!!!.

El Director aceptó nuevamente la apuesta, y la anciana le pidió que se bajara los pantalones para mostrar sus pelotas.

El Director se bajó sus pantalones, y la anciana se acercó, y miró sus pelotas detenidamente, y le preguntó tímidamente si las podía tocar, expresando:

ANCIANA: Tenga Ud., en cuenta que es mucho dinero y debo cerciorarme.

DIRECTOR: Bien, de acuerdo. Comprendo que quiera estar absolutamente segura.

La anciana se acercó al Director, y agarrándole empezó a palpar sus pelotas, paralelo a lo cual, el Director se dio cuenta de que el Abogado estaba golpeándose la cabeza contra la pared.

El Director preguntó a la anciana:
DIRECTOR: ¬ŅY ahora que le pasa a su Abogado?.

ANCIANA: Nada, s√≥lo que he apostado con √©l, USD$100.000,00 a que hoy, a las 10:00 de la ma√Īana...

"LE TOCAR√ćA LAS PELOTAS AL DIRECTOR DE BANCOMER".

Tags: apuestas, banqueros, presidentes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de varios, vascos

Tres hombres est√°n desnudos en la sauna. De repente algo empieza a pitar. El primer hombre, un ingeniero de la Polit√©cnica de Catalu√Īa, aprieta su antebrazo y el pitido para. Los otros lo miran inquisitivamente. - "Es mi busca", dice. "Tengo un microchip bajo la piel de mi brazo".
Unos minutos después suena un teléfono. El segundo hombre, un licenciado de la Autónoma, extiende la palma de su mano hasta su oreja. Cuando ha terminado se explica, - "Es mi teléfono móvil. Tengo un microchip en la mano".
El tercer hombre, un licenciado de la universidad del País Vasco, sintiéndose definitivamente poco tecnológico, sale de la sauna. Pasados unos minutos vuelve con un pedazo de papel higiénico colgándole del trasero. Los otros alzan las cejas. -"Estoy recibiendo un fax", dice.

Tags: saunas, tecnología

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+