XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de barrancos

Otros chistes

Chiste de religión, largos, buenos

Cierto día llega un joven a confesarse y le dice al sacerdote:
- Padre, confieso que le hice el amor a mi novia.
El padre le dice:
- Hijo, eres un pecador.
El joven se defiende diciendo:
- Padre, compréndame, es que ella sola, yo solo y la casa sola...
El padre dice:
- Bueno, hijo, te comprendo, pero igualmente eres un pecador.
- Pero padre eso no es todo, también le hice el amor a mi suegra.
- A tu suegra! eres un degenerado.
- Pero padre, comprenda, mi suegra sola, yo solo, la casa sola.
- Mmm.. dificil de comprender hijo, muy dificil.
- Pero padre, hay mucho más, es que también le hice el amor a la abuelita de mi novia.
- Queeé?? Esto es el colmo, - responde asustado el padre.
- Pero padre, compréndame, la abuela sola, yo solo y esa casa sola.
- Hijo, esto es imposible de comprender.
- Pero padre, falta más todavía. Le hice el amor a... a...
En ese momento sale el padre corriendo asustado y el joven le dice:
- Padre, por qué corre? ¡termine de escucharme!
- No hijo, ni sue√Īe, es que usted solo, yo solo y la iglesia sola!

Tags: buenisimos, sacerdotes, curas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, religión

Esto es un granjero que va a la iglesia y le dice al cura:
- Se√Īor cura, ¬Ņme presta su loro?
- Vale pero no le ense√Īes palabrotas.
- Vale
Va el granjero andando y empieza a llover y dice:
- Joé, ¡cómo llueve!
... y el loro se lo queda en la mente.
Pasa delante de un toro que esta durmiendo y dice:
- Cogerle de las pelotas a ver si se levanta.
... y el loro se lo queda en la mente.
Sale un reba√Īo de ovejas
corriendo y dice:
- Corred putillas, corred que ya os alcanzaré.
... y el loro se lo queda en la mente.
El granjero le devuelve el loro al cura.
Llega el domingo y el cura bebe el vino y dice el loro:
- Joder, ¡cómo llueve!
... y el cura se desmaya.
Y dice el loro:
- Cogerle de las pelotas a ver si se levanta
... y salen las monjas corriendo.
Y grita el loro:
- Corred putillas, corred, que ya os alcanzaré...

Tags: curas, loros, monjas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+