XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de bebes

Chiste de buenos

Una pareja prepara el divorcio:
- Yo me quedo con el niño, Pepe.
- ¿Y eso por qué, María?
- Porque es mío, no tuyo.
- ¡Pero si tampoco es tuyo!
- ¿Cómo que no? ¿Y quién Io parió?
- No sé. ¿Recuerdas el día en que nació? Cuando estábamos en la maternidad, el niño se cago y me pediste que Io cambiara.
- Sí.
- ¡Pues lo cambié!

Tags: divorcios, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, infidelidad, matrimonios, abogados

Un abogado mantiene un romance con su secretaria. Al poco tiempo ésta queda embarazada y el abogado, que no quiere que su esposa se entere, le da a una buena suma de dinero y le pide que vaya a parir a Italia. A lo que la secretaria pregunta:
-¿Y cómo te comunicaré que ha nacido el bebé?
-Tan sólo envíame una postal y escribe Spaghetti por detrás. No te preocupes, yo me encargaré de todos los gastos.
Pasan seis meses y una mañana la esposa del abogado lo llama al bufete exaltada:
- ¡Querido, acabo de recibir el correo y hay una postal muy extraña de Italia... La verdad no entiendo que significa!.
-El abogado, asustado, contesta:
- ¡Espera a que llegue a casa y te explico!
Cuando el hombre llega a casa y lee la postal cae al suelo fulminado por un infarto. Llega una ambulancia y se lo llevan. Ya en el Hospital, el medico jefe se queda a confortar a la esposa y le pregunta cual ha sido el trauma que ha precipitado tal ataque cardíaco. Entonces la esposa saca la postal y lee:
- ¡Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, tres con salchicha y albóndigas y dos con almejas!

Tags: secretarias, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, ancianos

Una mujer lleva a un bebé recién nacido al doctor. La enfermera los hace pasar al consultorio. Cuando el médico se presenta, examina al niño, mide su peso y descubre que esta debajo del peso normal.
Pregunta si lo alimenta con biberón o con el seno materno.
- Seno materno, responde la señora.
- Por favor señora, dice el doctor, descúbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos, en un examen detallado.
Luego le indica a la señora que se cubra y le dice:
- Con razón el niño pesa poco, Señora, ¡usted no tiene leche!
- Ya lo sé. Soy su abuela ¡pero estoy tan contenta de haber venido!

Tags: doctores, bebes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, médicos

Una mujer lleva a un bebé de pocos meses al doctor. La enfermera los hace pasar al consultorio. Cuando el médico se presenta, examina al niño, lo mide, lo pesa y descubre que está por debajo del peso normal.
El doctor pregunta si el niño está siendo alimentado con biberón o se le está dando el pecho.
- Se alimenta con el seno materno, responde la mujer.
- Por favor señora -dice el doctor -descúbrase los pechos.
La mujer obedece, y el médico toca, aprieta, palpa y oprime ambos pechos, en un examen minucioso.
Luego le indica a la señora que se cubra de nuevo y le dice:
- Con razón el niño pesa poco. Señora, ¡usted no tiene leche!
- Ya lo sé. Soy su abuela ¡y estoy tan contenta de haber venido!

Tags: bebes, senos, pechos, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de médicos, largos, verdes

Esto era un cura que en los últimos meses notó que tenia la barriga cada vez más hinchada, así que se fue al médico a pedir consejo. Una vez en el hospital los médicos vieron que eran gases, nada grave y quisieron gastarle una broma, lo anestesiaron, le sacaron los gases y le pusieron a un bebé huérfano al lado, al despertar el médico le dijo:
- Le hemos sacado de la barriga este niño.
El cura preocupado se fue para su casa y allí les dijo a sus amigos y conocidos que el bebé era un sobrino suyo que se había quedado huérfano.
Pasaron los años y el cura se hizo mayor, y ya en su lecho de muerte llamó a su sobrino:
- José, tengo que contarte una cosa muy importante antes de morir.
- No se preocupe, siempre he sospechado que usted era mi padre.
- No, no soy tu padre hijo, soy tu madre, tu padre es el Obispo!

Tags: bebes, gases, hijos, curas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de funcionarios, largos, buenos

Lucas, después de varios años consigue aprobar las oposiciones para ser funcionario. En su primer día de trabajo, su jefe lo llama al despacho:
- Bueno señor Lucas, qué tal su primer día de trabajo; quería aclararle su horario de trabajo y su desempeño: El horario de trabajo será de 08:00 a 15:00 de lunes a viernes. ¿Algo que objetar?
- No señor ninguno, pero quería comentarle una cosa que no es importante pero quiero que sepa: es que hace uno años tuve un accidente y perdí los testículos.
-Ah!!! En ese caso vengase a trabajar de 12:30 a 13:00.
- ¿Y eso por qué señor?
- Pues porque el resto del tiempo lo que hacemos es tocarnos los huevos, y así Usted no se sentirá discriminado.

Tags: huevos, buenisimos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, malos

Una vez un hombre se encuentra con una lampara, la frota y sale un genio:
- Puedes pedir 3 deseos pero ten en cuenta que de todo lo que pidas tu mujer recibirá el doble.
El hombre pide un coche y su mujer recibe dos coche
Después el hombre pide ser millonario y su mujer recibe el doble
Finalmente el hombre piensa un rato y le pide al genio:
- Dame una paliza hasta que me quede medio muerto.

Tags: genios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, buenos

El león se desplaza majestuosamente por la selva.
El mono lo ve venir y sube velozmente a un árbol.
- Tranquilo, mono: hoy estoy de buen humor y quiero ser amigo de todos las animales. Si bajas no te haré nada.
- No bajo. No te creo.
- Baja, mono. Quiero ser amigo. Para que veas que no te haré nada me voy a atar. ¿Ves? Ya no me puedo mover. Baja y te saludo.
El mono baja temblando del árbol.
- ¿Por qué tiemblas? Quiero ser tu amigo.
- Tiemblo de emoción: ¡es la primera vez que le voy a romper la cara a un león!

Tags: monos, leones, selva

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+