XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de bebida

Otros chistes

Chiste de verdes

Un enano ligando con una mujer:
- ¬ŅSabes? Yo puedo hacerte el amor 20 veces seguidas.
- No me lo creo.
- Pues vamos a mi casa y te lo demuestro.
Se van a casa del enano y empiezan a hacerlo una dos tres cuatro cinco… La mujer sorprendida enciende la luz y ve a otro enano sobre ella.
- ¬°Oye! ¬°T√ļ no eres el enano con el que vine!
- No él está en la puerta cobrando entrada.

Tags: enanos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, Jaimito, animales

Una tarde al salir de la escuela, Jaimito va a merendar a casa de su abuela, después de la merienda le dice la abuela:
- Jaimito, tengo que ponerme un supositorio y yo sola no puedo.
- Yo te ayudo abuelita
Esta va, le da el supositorio al ni√Īo, se baja las bragas, pone el culo en pompa y Jaimito se pone detr√°s de la abuela y cuando ve aquello, le dice:
- Abuelita el supositorio es para ti o se lo doy al pavo

Tags: buenisimos, pavos, abuelas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, ancianos, verdes

Un viejo le dice a otro:
-Cuando yo era joven, en Madrid había una de esas que cobra por hora a la que apodaban Cibeles.
-¬ŅPor qu√© la apodaban as√≠?
-Porque era bonita como una diosa,fría como una piedra y se tiraba a los leones-
.-Fría sería, pero a ti seguro que te calentó.
-Calentó, calentó. ¡Vaya si me calentó!
-¬ŅCu√°ndo fue eso?
-Cuando le dije que no tenía dinero para pagarle el polvete que le echara.

Tags: madrid

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos, ancianos, amigos

Pepe y Manolo son dos amigos de la tercera edad que se veían en el parque todos los días para alimentar a las palomas, observar a las ardillas, discutir los problemas del mundo, etc. Pero un día Pepe no llegó.
Manolo no se preocupó mucho pensando que quizá estuvo resfriado o algo parecido. Pero después de una semana, Manolo realmente se preocupó, no sabía dónde vivía Pepe, por lo que no podía averiguar qué le había pasado.
Pasado un mes, Manolo fue al parque y sorpresa; allí estaba Pepe.
Manolo se alegró tanto de verlo que le dijo:
Por lo que más quieras Pepe, dime qué te pasó.
Pepe le contestó: He estado en la cárcel.
¬ŅEn la c√°rcel?, replic√≥ Manolo. ¬ŅQu√© te pas√≥?
Bueno, dijo Pepe, ¬Ņconoces a Angelines, la linda camarera rubia de la cafeter√≠a donde voy a menudo?
Claro, dijo Manolo... la recuerdo. ¬ŅQu√© pasa con ella?
Bueno, un d√≠a me demand√≥ por violaci√≥n. A mis 87 a√Īos, yo estaba tan orgulloso que... cuando fui al juzgado, me declar√© culpable.
... Y el maldito Juez me condenó a 30 días de cárcel por mentiroso.

Tags: viejos, jueces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+