XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de bigamia

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos

Un camillero mientras lleva al paciente camino del quirófano:
- Pero ¬Ņpor qu√© tiembla usted tanto?
- Es que he oído que la enfermera decía que la operación de apendicitis es muy sencilla y que no había por qué estar nervioso y que todo iba a salir bien.
- Pues claro, todo eso se lo dijo para tranquilizarle porque es verdad.
- No, no, si es que no me lo decía a mi, sino al cirujano!

Tags: doctores, hospitales, operación, apendicitis, enfermeras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, buenos

Una pareja de amigos cazadores se encuentra en el bosque dispuesta a practicar su deporte favorito cuando, de repente, uno de ellos cae desplomado al suelo, con los ojos en blanco y al parecer sin respiración. El otro cazador desenfunda rápidamente el teléfono móvil y llama a los servicios de emergencia:
-Oiga, mi amigo ha muerto, mi amigo ha muerto, ¬Ņqu√© puedo hacer?-pregunta desesperado.
La telefonista, con voz calmada, le responde:
-Tranquilícese. Yo estoy aquí para ayudarle. Y lo primero que debe hacer es asegurarse que su amigo esté realmente muerto.
Se hace un silencio en la línea y, al cabo de un rato, se escucha un tiro. El cazador vuelve a ponerse al teléfono:
-Bueno, eso ya est√° resuelto. ¬ŅY ahora qu√©?

Tags: cazadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales, buenos, largos

Tres hombres, un catal√°n, un vasco y un madrile√Īo, se perdieron en la selva y fueron capturados por unos can√≠bales.

El rey de los caníbales le dijo a los prisioneros que podían salvar sus vidas si lograban pasar una prueba que contenía dos partes: La primera parte de la prueba, era volver a la selva y conseguir diez unidades de una misma fruta. Entonces cada uno de los tres hombres tomó su camino a la selva para encontrar las frutas. El Vasco regresó y le dijo al rey:

- Me llamo Patxi, yo traje 10 manzanas.

El rey le explicó la segunda parte de la prueba:

- Ahora tienes que meterte por el recto cada una de las frutas. ¡Sin poner ninguna expresión en la cara, o te comemos!

La primera manzana entró, pero con la segunda, el vasco se retorció de dolor, por lo que inmediatamente lo mataron.

El catalán llegó y le mostró al rey diez cerezas. Cuando el rey le explicó la segunda parte de la prueba, el hombre pensó que sería tarea muy fácil, entonces
empezó:
1.. 2.. 3.. 4.. 5.. 6.. 7.. 8.. 9 y justo en la novena cereza, soltó una carcajada y lo mataron.
El vasco y el catalán se encontraron en el cielo, y el vasco le preguntó al otro:
- Oye Pere, ¬Ņy usted porque solt√≥ la carcajada, si ya casi lo hab√≠a logrado?
A lo que el catal√°n le contesta:
- No pude evitarlo, es que vi al madrile√Īo, llegando con PI√ĎAS!

Tags: catalanes, madrile√Īos, vascos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+