XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de bikinis

Chiste de matrimonios, verdes, buenos

Va un hombre por la playa con su mujer, y ella le pide que le compre un bikini, a lo que él le dice:
-Con ese cuerpo de lavadora, ni lo pienses.
Siguen caminando y le insiste la mujer:
- Bueno, cómprame ese vestido.
Y repite el esposo:
- Con ese cuerpo de lavadora ni lo pienses.
Pasa el día y por la noche, ya en la cama, el marido le dice a la esposa:
- Entonces que, vieja ¬Ņechamos a andar la lavadora?
Y la mujer le dice:
- Para ese mugre trapito, mejor l√°valo a mano.

Tags: lavadoras, bikinis

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de religión, buenos, largos

Dos monjas salieron del convento a vender galletas. Una era la Hermana Matemática (M), y otra la Hermana Lógica (L).
M - Est√° empezando a caer la noche, y a√ļn estamos muy lejos del convento.
L - Hermana, ¬Ņse ha dado cuenta de que nos sigue un hombre hace media hora?
M - Sí, y qué será lo que quiere?
L - Es lógico. Nos querrá violar.
M - ¬°Dios M√≠o!. Calculo que si continuamos caminando a este ritmo, nos alcanzar√° dentro de 15 minutos. ¬ŅQu√© podemos hacer?
L - La √ļnica cosa l√≥gica que podemos hacer es caminar m√°s r√°pido!!!
M - No est√° funcionando!!!
L - Claro que no! √Čl hizo la √ļnica cosa l√≥gica que se pod√≠a hacer: caminar m√°s r√°pido!!!
M - Y ahora, ¬Ņqu√© vamos a hacer? ¬°¬°¬°Nos alcanzar√° en un minuto!!!
L - La √ļnica cosa l√≥gica que podemos hacer es separarnos. Usted vaya por aquel lado, y yo para este otro. ¬°No podr√° seguirnos a las dos!
Entonces, el hombre decidió seguir a la Hermana Lógica. La Hermana Matemática llegó al convento, preocupada de lo que pudiera haberle ocurrido a la Hermana Lógica. Al cabo de un rato, llegó la Hermana Lógica.
M - ¡Hermana Lógica! Gracias a Dios que llegó usted. Cuénteme qué ocurrió.
L - Ocurrió lo lógico. El hombre no podía seguir a las dos, por lo que optó por seguirme a mí.
M - ¬ŅY qu√© ocurri√≥ despu√©s?
L - ¡Lo lógico!. Yo comencé a correr lo más rápido que pude, y él también.
M - ¬ŅY?L - De nuevo lo l√≥gico. Me alcanz√≥.
M - ¬°Dios M√≠o!. ¬ŅY qu√© hizo usted?
L - Hice lo lógico. ¡Me levanté el hábito!
M - ¬°¬°¬°Dios M√≠o, Hermana!!! ¬ŅY qu√© hizo el hombre?
L - √Čl tambi√©n hizo lo l√≥gico. ¬°¬°¬°Se baj√≥ los pantalones!!!
M - ¬°Oh, no!. ¬ŅQu√© ocurri√≥ despu√©s?
L - ¬ŅAcaso no es obvio, Hermana? ¬°Una monja con el h√°bito levantado corre mucho m√°s deprisa que un hombre con los pantalones bajados..!

Tags: monjas, buenisimos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Un individuo se acerca a la ventanilla de telégrafos a poner un telegrama:
El de la ventanilla le dice: ¬Ņque texto desea enviar?
Ponga: Vadum,... Vadum, Vadum,... Vadum.
El funcionario cuenta los caracteres y le dice:
- Por el mismo precio puede poner algo mas de texto.
Después de quedarse un rato pensando le contesta:
- ¬°Es que no se me ocurre nada!
El funcionario con cierta ironía le dice:
- Pues ponga otro Vadum.
- Ya pero es que perder√≠a el sentido, ¬Ņsabe?

Tags: telegramas, funcionarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, ancianos, buenos

Esto es San Pedro en la puerta del cielo, cuando siente una imperiosa necesidad de ir al ba√Īo. Entonces llama a Jes√ļs y le solicita que lo sustituya unos minutos durante su ausencia.
Va Jes√ļs y se sienta en el escritorio a recibir a los que intentan entrar y en eso aparece un viejecito al que Jes√ļs le pregunta:
- Abuelo, ¬Ņusted a qu√© se dedicaba en la Tierra?
- El viejecito responde: ¬°Ah...! Yo era carpintero.Ten√≠a una larga barba, muchas canas, era pobre y tuve un hijo fruto de un milagro que fue muy, pero que muy famoso, dem√°s de querido por todos los hombres, especialmente por los ni√Īos...
Jes√ļs conmovido lo mira sollozando y le dice:
- ¬°¬°¬°PAPAAA√Ā!!!
El abuelito lo mira sorprendido y, muy emocionado, le contesta:
- ¬°¬°¬°PINOCHO!!!

Tags: cielo, abuelos, Jes√ļs

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Se abre el tel√≥n y aparecen cinco ni√Īas y cuatro sillas. Se cierra y se vuelve a abrir el tel√≥n: suena la m√ļsica y las ni√Īas comienzan a correr alrededor de las sillas, se para la m√ļsica y se sientan cuatro ni√Īas.
La quinta que queda de pie saca un revólver y se dispara en la cabeza.
- ¬ŅC√≥mo se llama la obra?
- Antes muerta que sin silla.

Tags: sillas, pistolas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de suegras, infidelidad, buenos, largos, zapatos, infidelidad

Un se√Īor entra a una zapater√≠a y se le acerca el vendedor:
-Buenas tardes, ¬ŅEn qu√© puedo ayudarle se√Īor?
-Quiero unos zapatos del n√ļmero 42.
-Ver√°, se√Īor, no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza almenos un 46.
-Eso no me importa, yo quiero un n√ļmero 42, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
-Est√° bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
El dependiente le trae unos zapatos del n√ļmero 42; el hombre se los prueba y le dice:
-Perfecto, me los llevo puestos.
Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho. El vendedor, intrigado de por que compr√≥ unos zapatos tan peque√Īos, se le acerca y le dice:
-Se√Īor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¬Ņc√≥mo es que compra sus zapatos tan peque√Īos, si se ve que est√° sufriendo porque no le quedan bien?
- Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me enga√Īa con un compa√Īero de trabajo; mi hija es prostituta; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares... ¬°El √ļnico placer que tengo en esta vida es llegar acasa y quitarme estos malditos zapatos!

Tags: famílias, yonkis, zapatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+