XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de boda

Otros chistes

Chiste de buenos

En un lujoso barrio de Madrid, lleno de mansiones, un hombre de aspecto desaliñado llama a una de las casas.
La dueña de casa abre y él le dice:
- Yo ser inmigrante buscando trabajo. Por favor ¿podría
ayudarme?
La señora, que estaba entretenida tomando café con unas amigas, se compadece y le dice:
- Tengo algo que usted puede hacer: tome este bote de pintura verde y de la vuelta a la casa. En la parte trasera encontrará un porche que necesita pintura.
Tres horas más tarde el hombre regresa contento, esperando cobrar una buena propina, y le dice:
- Listo, ya terminé señora. Pero, yo inmigrante de Polonia, conocer bien autos europeos, ese no ser un Porsche sino un Mercedes.

Tags: inmigrantes, coches, pintura, pintores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, navidad, niños

Un niño le pregunta al otro:
- ¿Qué vas a pedirle a Papá Noel este año?
- Yo voy a pedirle una bicicleta, ¿y tú?
- Yo voy a pedirle un Tampax.
- ¿Un Tampax? ¿Y qué es un Tampax?
- No lo sé, pero en la televisión dicen que puedes ir a la playa todos los días, correr en bicicleta, ir a caballo, bailar, ir a la discoteca, hacer todo lo que quieras y sin que nadie se dé cuenta. ¿Que bueno no?

Tags: noel, regalos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, borrachos

Tres borrachos salen de un bar y piden un taxi.
El taxista vio que estaban muy mal, así que cuando entran en el coche y al momento de encender el motor, lo apaga y dice: “¡¡LLEGAMOS!!”.
El primer borracho le paga, el segundo le da las gracias, y el tercero le da una bofetada...
El taxista, sorprendido, pensando que el tercero se dio cuenta del engaño, le pregunta: ¿por qué me ha pegado?
El borracho le dice: “¡¡Pa que no corras tanto, loco, que casi nos matamos!!”.

Tags: taxistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+