XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de botellas

Chiste de malos, borrachos

Un borracho en un Bar. Al entrar le dice al camarero:
- Deme una botella para mí, una para usted, y otra para todos los que estén aquí.
El camarero se las pone, y al terminarlas le pide la cuenta, el borracho contesta:
- Vaya, hoy no traigo dinero.
Por lo que lo saca a golpes. Al día siguiente vuelve a ir y dice:
- Dame una botella para mí, una para usted, y otra para todos los que estén aquí.
El camarero se las da, y al terminar le cobra la cuenta y el borracho contesta:
- Se me olvidó traer el dinero.
Por lo que otra vez lo saca a patadas.
Al tercer día el borracho vuelve a la cantina y pide:
- Dame una botella para mí, y otra para todos los que estén aquí.
El camarero le pregunta:
- ¬ŅY a m√≠ por qu√© no?
- Porqué usted cuando bebe se pone violento.

Tags: botellas, bares, camareros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de animales, largos, buenos

Manuel recibi√≥ un loro por su cumplea√Īos; ya era un loro adulto, con una muy mala actitud y vocabulario. Cada palabra que dec√≠a estaba adornada por alguna palabrota, as√≠ como siempre de muy mal genio. Manuel trat√≥ desde el primer d√≠a de corregir la actitud del loro, dici√©ndole palabras bondadosas y con mucha educaci√≥n, le pon√≠a m√ļsica suave y siempre lo trataba con mucho cari√Īo. Lleg√≥ un d√≠a en que Manuel perdi√≥ la paciencia y grit√≥ al loro, el cual se puso m√°s grosero a√ļn, hasta que en un momento de desesperaci√≥n, Manuel puso al loro en el congelador.
Por un par de minutos a√ļn pudo escuchar los gritos del loro y el revuelo que causaba en el compartimento, hasta que de pronto todo fue silencio. Luego de un rato, Manuel arrepentido y temeroso de haber matado al loro, r√°pidamente abri√≥ la puerta del congelador. El loro sali√≥ y con mucha calma di√≥ un paso al hombro de Manuel y dijo:
- Siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje y actitud, te pido mis disculpas y te prometo que en el futuro vigilaré mucho mi comportamiento.
Manuel estaba muy sorprendido del tremendo cambio en la actitud del loro y estaba a punto de preguntarle qué es lo que lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuó:
- Te puedo preguntar, ¬ŅQu√© fue lo que hizo el pollo?

Tags: loros, palabras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, funcionarios

Es preciso cubrir una plaza de conserje en una institución. Al encargado de seleccionar al candidato, le sugieren que haga un examen fácil de acuerdo con el perfil del puesto. Se le ocurre como primera pregunta que le cuenten del 1 al 10.
Llega el primer candidato y le recita:
- Uno, tres, cinco, siete, nueve, ...
- Un momento, ¬Ņc√≥mo me dice los impares?.
- Bueno es que yo antes fui cartero comercial y ya sabe como las casas van de pares e impares pues...
- Nada, nada que entre en siguiente.
El siguiente empieza su retahíla:
- Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, ...
- Pare, pare, ¬Ņusted cuenta siempre as√≠?.
- Es que ver√° yo he sido durante mucho tiempo, quien daba la salida en carreras contrarreloj y se me ha quedado este defecto.
- El siguiente, por favor.
- Un momento, antes de empezar, ¬Ņpodr√≠a decirme que trabajo ten√≠a usted antes?.
- Yo era funcionario, le contesta el candidato.
- Bien, empiece.
- Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota caballo y rey.

Tags: n√ļmeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, religión, buenos

En cierta ocasi√≥n una familia inglesa pasaba sus vacaciones en Escocia, y en uno de sus muchos paseos observaron una peque√Īa casita de campo que de inmediato les pareci√≥ adecuada para su pr√≥xima temporada. Indagaron qui√©n era el due√Īo de ella, y result√≥ ser un pastor de la Iglesia Anglicana, al que se dirigieron para pedirle que les mostrara la finca. El propietario amablemente as√≠ lo hizo; y tanto por su comodidad, como por su situaci√≥n, la casa fue del agrado de la familia, que qued√≥ comprometida para alquilarla en sus pr√≥ximas vacaci√≥nes.

Ya de regreso en Inglaterra, repasaron debidamente los detalles de cada habitación, y recordó la esposa que no había visto el W.C. Dado lo prácticos que son los ingleses, decidieron escribir al propietario preguntándole por la ubicación de tan indispensable servicio, lo que hizo en los siguientes términos:

-Estimado Pastor: soy miembro de la familia que hace unos días visitó su quinta con deseos de arrendarla para nuestras próximas vacaciones y omitimos enterarnos de un detalle. Quiero suplicarle nos indique dónde queda el W.C.

Finalizó la carta como es de rigor, y la despachó al Reverendo quien, al recibirla, desconoció la abreviatura W.C. y creyó que se trataba de la capilla de la religión anglicana llamada WALL CHAPEL y contestó:
-Estimada Sra.: tengo el agrado de informarle que el lugar al que Ud. se refiere se encuentra a 12 Km. de casa, lo que es algo molesto, sobretodo si se tiene la costumbre de ir con frecuencia. Algunas personas llevan comida y permanecen all√≠ todo el d√≠a. Algunos vienen a pie y otros en tranv√≠a, por lo que siempre llegan en el instante preciso. Hay lugar para 400 personas c√≥modamente sentadas y 100 de pie. Los asientos est√°n forrados en terciopelo rojo, y hay aire acondicionado para evitar los efectos de las aglomeraciones. Se recomienda llegar temprano para conseguir lugar. Mdi mujer, por no hacerlo as√≠, hace algunos a√Īos tuvo que soportar el acto de pie, y desde entonces no ha ido m√°s a estos servicios.
Los ni√Īos se sientan juntos y cantan todos a coro. A la entrada se le da un papel. Las personas que no alcanzan a la repartici√≥n del papel, pueden utilizar el papel del compa√Īero de asiento; pero al salir debe devolverlo para seguir utiliz√°ndolo el resto de la temporada. Todo lo que dejan depositado los que all√≠ acuden, se destina para dar de comer a los pobres hu√©rfanos del lugar. Adem√°s hay fot√≥grafos especiales que toman fotograf√≠as a la gente en distintos poses, y luego estas son publicadas en los diarios de esta ciudad, en la secci√≥n "sociales", sirviendo a la propaganda de este saludable y santo sitio.

Tags: vacaciones, lavabos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Resulta que un conocido tipo se compra un auto √ļltimo modelo y lo sale a probar por la autopista.
Pone primera (60 km/h), segunda (90 km/h) tercera (110 km/h). Cuando estaba acelerando para poner cuarta una Ninja (moto) se le pone a la par. El conductor de la moto inclina su cabeza, mirando al conductor del automóvil, con la mirada fija hacia los ojos del tipo le dice:
- ¬ŅConoces la Ninja?, acelera la moto a fondo y se escapa a gran velocidad.
El conductor del automóvil muy ofendido por el insulto del motorista, acelera hasta alcanzarlo. Cuando estaban a la par nuevamente, el motorizado le dice por segunda vez:
- ¬ŅConoces la Ninja?, y otra vez se escapa a gran velocidad.
El conductor empieza a acelerar hasta alcanzarlo. El hecho se repite, y así una vez más el motorista se aleja pero esta vez, a una velocidad que el automóvil no puede alcanzar.
Luego de conducir tranquilo por un rato al llegar a una curva ve al motorista tirado en el suelo, la moto 30 metros m√°s adelante toda rota. El motorista agonizando en el suelo, el conductor se acerca y le dice:
- Ja, eso te pasa por andar provocando a la gente con tu motito. Mira lo que quedó de tu moto.
A lo que el motorista como puede responde:
- Yo te preguntaba si conocías la Ninja, para ver si sabías dónde estaba el freno...

Tags: coches, motos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, verdes, buenos

Va un hombre por la playa con su mujer, y ella le pide que le compre un bikini, a lo que él le dice:
-Con ese cuerpo de lavadora, ni lo pienses.
Siguen caminando y le insiste la mujer:
- Bueno, cómprame ese vestido.
Y repite el esposo:
- Con ese cuerpo de lavadora ni lo pienses.
Pasa el día y por la noche, ya en la cama, el marido le dice a la esposa:
- Entonces que, vieja ¬Ņechamos a andar la lavadora?
Y la mujer le dice:
- Para ese mugre trapito, mejor l√°valo a mano.

Tags: lavadoras, bikinis

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+