XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de caballeros

Chiste de buenos

Siete de la ma√Īana, finales de enero, siglo XI, baja edad media. Un caballero regresa al castillo despu√©s de una dura batalla. El t√≠o daba pena, iba con la armadura abollada, el yelmo torcido, la cota de malla hecha jirones y el caballo cojeando.
El se√Īor del castillo sale a su encuentro y le dice:
- Pero ¬Ņqu√© te ha pasado?
- Se√Īor vengo de serviros como os merec√©is castigando
duramente a vuestros enemigos de Poniente.
- Pero qué decís, si yo nunca he tenido enemigos en Poniente.
- ¬ŅAh no?. Pues ahora los ten√©is.

Tags: enemigos, caballeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de ancianos, largos, buenos

Un jubilado comenta:
La gente que todavía trabaja me pregunta a menudo que qué hago diariamente, ahora que estoy retirado...
Pues bien, por ejemplo, el otro día fui al centro y entré en Correos a recoger un paquete que me había llegado, sin tardar en la gestión ni cinco minutos.
Cuando salí y llegué al coche que estaba en la puerta, un Policía Local estaba rellenando una multa por estacionamiento prohibido.
Rápidamente me acerqué a él y le dije:
- ¬°Vaya hombre, no he tardado ni cinco minutos...! Dios le recompensar√≠a si hiciera un peque√Īo gesto para con los jubilados...
Me ignoró olímpicamente y continuó llenando la infracción.
La verdad es que me pas√© un poco y le dije que no ten√≠a verg√ľenza. Me mir√≥ fr√≠amente y empez√≥ a llenar otra infracci√≥n alegando que, adem√°s, el veh√≠culo no tra√≠a yo no s√© qu√© calcoman√≠a de la ITV. Entonces levant√© la voz para decirle que me hab√≠a percatado de que estaba tratando con un capullo, y que c√≥mo le hab√≠an dejado entrar en la Polic√≠a...
√Čl acab√≥ con la segunda infracci√≥n, la coloc√≥ debajo del limpiaparabrisas, y empez√≥ con una tercera.
No me achiqué y estuve así durante unos 20 minutos llamándole de todo.
√Čl, a cada insulto, respond√≠a con una nueva infracci√≥n. Con cada infracci√≥n que llenaba, se le dibujaba una sonrisa que reflejaba la satisfacci√≥n de la venganza...
Después de la enésima infracción... le dije:
- Lo siento. Lo tengo que dejar, porque... ¬°Ah√≠ viene mi autob√ļs!
Y es que desde mi jubilación, ensayo cada día cómo divertirme un poco. Es importante hacer algo a mi edad, para no aburrirme.

Tags: abuelos, jubilados, policías, multas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, vascos

Tres hombres est√°n desnudos en la sauna. De repente algo empieza a pitar. El primer hombre, un ingeniero de la Polit√©cnica de Catalu√Īa, aprieta su antebrazo y el pitido para. Los otros lo miran inquisitivamente. - "Es mi busca", dice. "Tengo un microchip bajo la piel de mi brazo".
Unos minutos después suena un teléfono. El segundo hombre, un licenciado de la Autónoma, extiende la palma de su mano hasta su oreja. Cuando ha terminado se explica, - "Es mi teléfono móvil. Tengo un microchip en la mano".
El tercer hombre, un licenciado de la universidad del País Vasco, sintiéndose definitivamente poco tecnológico, sale de la sauna. Pasados unos minutos vuelve con un pedazo de papel higiénico colgándole del trasero. Los otros alzan las cejas. -"Estoy recibiendo un fax", dice.

Tags: saunas, tecnología

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ni√Īos, funcionarios, infidelidad

Una se√Īora va a sacar el pasaporte. El funcionario de turno le pregunta:
-¬ŅCuantos hijos tiene, se√Īora?
-Diez.
-¬ŅC√≥mo se llaman?
-Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, y Bernardo.
- ¬ŅTodos se llaman Bernardo?
- ¬ŅY c√≥mo le hace para llamarlos cuando, por ejemplo, est√°n jugando todos afuera?
-Muy simple, grito Bernardo y todos entran.
-¬ŅY si quiere que vayan a comer?
-Igual. Grito Bernardo y todos se sientan a comer.
-Pero si usted quiere hablar con uno en particular, ¬Ņc√≥mo le hace?
-¬°Ah! En ese caso, lo llamo por su apellido.

Tags: nombres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+