XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de calzoncillos

Otros chistes

Chiste de animales, largos, buenos

Una tortuguita comienza penosa y lentamente a subirse a un árbol. Después de varias horas de esfuerzo, cuando llega a la punta, se lanza al vacío y se da
un feroz golpe en el suelo.
Al rato, la misma tortuguita vuelve a hacer el esfuerzo y lentamente, trepando como puede, llega de nuevo casi a la punta, se lanza y se vuelve a dar otro costalazo.
Nuevamente, testaruda, hace otro tremendo esfuerzo y después de mucho rato y muchos jadeos, va llegando a la punta del árbol cuando se resbala, se vuelve
a caer, agita sus patitas y se pega nuevamente un gran golpe en el suelo.
En el mismo árbol en el extremo de una rama, había una pareja de palomas mirándola con lástima, entonces la paloma hembra le dice al palomo macho:
- Oye, querido, ¿No te parece que ya es hora de que le digamos a la tortuguita que ella es adoptada?

Tags: tortugas, palomas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales, animales

En un congreso de elefantólogos ha llegado el momento de que cada una de las delegaciones presente sus estudios al respecto. La delegación argentina presenta un estudio titulado; 'El elefante como útil de trabajo';, obra desarrollada en 5 tomos. La delegación británica 3 volúmenes sobre 'Los elefantes del gobernador de la India, siglo XIX';. Finalmente le toca el turno a la delegación española; se levanta ceremoniosamente su portavoz y dice:
-Solicito de la ilustre presidencia una prórroga de un mes para terminar mis cuartillas.

Tags: elefantes, españoles

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales

Un veterinario va a un medico amigo suyo porque se encuentra mal.
El médico le dice:
- Vamos a realizarte una analítica, unas pruebas de estómago, unas placas de tórax y luego te haré un diagnóstico y te recetaré el remedio.
El veterinario le contesta,
- Pues vaya, yo cuando veo los síntomas de una vaca enferma no necesito más, le receto inmediatamente.
A lo que el médico le contesta:
- Bueno pues mira tomate estas pastillas y si te van bien pues nada y si no, te sacrificamos.

Tags: vacas, veterinarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+