XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de camas

Chiste de matrimonios, infidelidad, cortos, buenos

Estaba una pareja durmiendo, de pronto la mujer escuchó un ruido en la entrada, se levanta asustada diciéndole a su pareja:
-Levántate que ha llegado mi marido.
El hombre se levanta apresurado, cuando se logra poner el pantalón se tira por la ventana tratando de escapar, a los cinco minutos regresa al cuarto donde estaba la
mujer y le dice:
-¡Tonta, si tu marido soy yo!

Tags: camas, pantalones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

En una noche de lluvia cerrada un viajante de comercio detiene su coche en la pequeña fonda local. Solicita una habitación y el dueño le responde desganado:
- Habitación sí hay, pero la cama está sin hacer.
- Bueno, responde el viajante, eso no importa; yo mismo la puedo hacer.
- ¡Ah!, muy bien -dice el posadero-. Ahí tienelas tablas y aquí martillo, serrucho y clavos.

Tags: viajes, hoteles, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, infidelidad

Un borracho muy borracho llega a su casa. Con gran dificultad consigue sacar su llave y dice:
- Eshta esh mi llave y eshta esh mi puerta.
Tambaleándose entra en la casa, y dice...
- Eshta esh mi casha, eshte esh mi pashillo, eshta esh la puerta de mi habitasión.
Entra en la habitación, y sigue palpando:
- Eshta esh mi cama, eshta esh mi mujer, y eshte tio que eshta durmiendo en la cama shoy yo.

Tags: camas, mujeres, habitaciones, casas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, matrimonios

Una noche una pareja de mayorcitos estaba acostada en su cama.
El marido se estaba quedando dormido, pero su mujer se sentía romántica y quería conversar.
Le dijo: “Cuando me enamorabas, me cogías de la mano...”
.. De mala gana, el marido se dio media vuelta, le cogió la mano por unos segundos y luego trató de dormirse otra vez.
Ella le dijo nuevamente: “Entonces me besabas...”
Algo molesto, se dio media vuelta otra vez y le dio un ligero beso en la mejilla y luego se acomodó para dormirse.
A los treinta segundos, ella le dijo: “Luego tú me mordías en el cuello...”
Molesto, el marido tiró la ropa de cama y se levantó.
“¿A dónde vas ahora?”, le preguntó ella.
“¡¡¡Joder, a buscar los dientes…!!!”

Tags: besos, maridos, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, verdes, ancianos

Un señor de cierta edad va al medico y le dice:
- Doctor vengo a que me recete algo para poder hacer todos los días el amor, pero que no sea el viagra porque tengo problemas cardiovasculares.
Le dice el doctor:
- ¿Qué edad tiene?.
- 85 años.
- Pues entonces lo siento pero no hay nada.
- ¿Ah no?, pues yo tengo un amigo de mi misma edad y tampoco puede tomar el viagra y él dice que lo hace todos los días.
- Bueno, pues dígalo usted también.

Tags: viagra, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, largos, buenos

Un jubilado comenta:
La gente que todavía trabaja me pregunta a menudo que qué hago diariamente, ahora que estoy retirado...
Pues bien, por ejemplo, el otro día fui al centro y entré en Correos a recoger un paquete que me había llegado, sin tardar en la gestión ni cinco minutos.
Cuando salí y llegué al coche que estaba en la puerta, un Policía Local estaba rellenando una multa por estacionamiento prohibido.
Rápidamente me acerqué a él y le dije:
- ¡Vaya hombre, no he tardado ni cinco minutos...! Dios le recompensaría si hiciera un pequeño gesto para con los jubilados...
Me ignoró olímpicamente y continuó llenando la infracción.
La verdad es que me pasé un poco y le dije que no tenía vergüenza. Me miró fríamente y empezó a llenar otra infracción alegando que, además, el vehículo no traía yo no sé qué calcomanía de la ITV. Entonces levanté la voz para decirle que me había percatado de que estaba tratando con un capullo, y que cómo le habían dejado entrar en la Policía...
Él acabó con la segunda infracción, la colocó debajo del limpiaparabrisas, y empezó con una tercera.
No me achiqué y estuve así durante unos 20 minutos llamándole de todo.
Él, a cada insulto, respondía con una nueva infracción. Con cada infracción que llenaba, se le dibujaba una sonrisa que reflejaba la satisfacción de la venganza...
Después de la enésima infracción... le dije:
- Lo siento. Lo tengo que dejar, porque... ¡Ahí viene mi autobús!
Y es que desde mi jubilación, ensayo cada día cómo divertirme un poco. Es importante hacer algo a mi edad, para no aburrirme.

Tags: abuelos, jubilados, policías, multas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, buenos

Un borracho es detenido por un policía a las tres de la mañana. El policía le pregunta:
- ¿A dónde va vd.?
El borracho le responde:
- Voy a una conferencia sobre el abuso del alcohol y sus efectos letales en el organismo, el mal ejemplo para los hijos y las consecuencias nefastas para la familia, el problema que causa en la economía familiar y la irresponsabilidad absoluta...
El policía lo mira incrédulo y le dice:
- ¿En serio?, y ¿quién va a dar esa conferencia a esta hora?
- ¿Quién va a ser?... ¡¡¡Mi mujer cuando llegue a casa!!!

Tags: policías

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, animales, largos, matrimonios

Hace un día precioso de primavera de esos que casi hace calor. Un hombre y su mujer están pasando el día en el zoológico. Ella lleva un vestidito de tirantes, rosa, muy mono, muy primaveral. El lleva sus vaqueros y camiseta de siempre. Al ser pronto hay poca gente en el zoo. En su recorrido pasan por las jaulas de los simios y pasan delante de un gorila muy grande y peludo. Cuando este ve a la chica empieza a dar saltos. Saltando a las barras de la jaula se agarra con su mano y sus pies. Con la mano que le queda libre se golpea el pecho. Obviamente esta excitado al ver la chica guapa con su vestido de primavera.
El marido se percata de esto y le hace gracia. Sugiere a su mujer que le provoque un poco al gorila. Le dice que le haga morritos, que menee su trasero, etc. Ella lo hace y el gorila se excita aun mas. Esta pegando unos berridos que despertarían a los muertos. El marido le sugiere que deje caer uno de los tirantes del vestido y así enseñar un poco mas de piel. Ella lo hace y el gorila se pone que arranca las barras de la jaula.
- Ahora levántate un poco el vestido le dice para que se te vea las piernas y haz como que le abanicas con el vestido.
A estas alturas el gorila esta que no puede mas, esta dando volteretas hacia delante hacia atrás. De repente el hombre coge a su mujer fuertemente por el brazo, abre la jaula, la echa dentro con el gorila, vuelve a cerrar la puerta y le dice:
- Ahora dile que te duele la cabeza, andaaaaa, díseloooooo!!!.

Tags: zoológicos, gorilas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, niños, largos, buenos, verdes

- Bueno niños, hoy vamos a tener una prueba diferente. Os voy a escribir un número en la pizarra y vosotros, a través de una canción, tendréis que hacer una suma y darme el resultado escrito en la pizarra. ¿Queda claro? - pregunta la profesora.
- "Sííííííí" - contestan todos.
Jaimito piensa:
- "Se me está poniendo difícil esta situación".
- A ver Luisito, pase usted.
La maestra escribe el número 16 en la pizarra.
- Tienes 10 segundos para contestar, comienza el tiempo
- Señorita, lo tengo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16.
- ¡Muy bien! - dice la profesora. Le toca el turno a Jaimito y la profesora con una sonrisota y cara de sobrada piensa: "Ahora sí que te voy a joder", y le escribe el 23 en la pizarra.
A los 9 segundos Jaimito dice:
- Señorita, ¿puedo rapear?
- ¿Rapear? - pregunta la profesora.
Y los demás niños empiezan:
- ¡Que rapee! ¡Que rapee! ¡Que rapee!
- Bien - dice la profesora.
Y comienza Jaimito su melodía...
- La fuckingprofesora me intenta joder ... con una sumatoria que debo resolver. Los dedos de mis manos, los dedos de mis pies, la polla y los cojones... ¡¡¡Suman veintitrés!!!

Tags: matemáticas, música, canciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+