XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de camello

Otros chistes

Chiste de matrimonios, largos, buenos

Una mujer acompa√Ī√≥ a su marido a la consulta del m√©dico. Despu√©s del chequeo habitual, el m√©dico llam√≥ a la mujer sola a su despacho y le dijo:
- Se√Īora, su marido tiene una enfermedad muy grave, combinada con un estr√©s terrible. Si no hace lo siguiente, sin duda √©l morir√°.
Cada ma√Īana, prep√°rele un desayuno saludable. Sea amable y aseg√ļrese de que est√© siempre de buen humor. Prep√°rele algo rico para comer, que le alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Cuando regrese a casa debe esperarlo con una cena especial.
No lo agobie con tareas, porque podría aumentarle el estrés. No hable de sus problemas ni discuta con él, sólo agravará su estrés. Intente que se relaje por las noches, utilizando ropa interior "sexy" y dándole muchos masajes. Y lo más importante, haga el amor con él varias veces a la semana. Si puede hacer esto durante los próximos 10 o 12 meses, creo que su marido recuperará su salud completamente.
De camino a casa, el marido le pregunta a su mujer:
-¬ŅQu√© te dijo el m√©dico?
-¬°Que te vas a morir!

Tags: doctores, amor

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales

Un veterinario va a un medico amigo suyo porque se encuentra mal.
El médico le dice:
- Vamos a realizarte una analítica, unas pruebas de estómago, unas placas de tórax y luego te haré un diagnóstico y te recetaré el remedio.
El veterinario le contesta,
- Pues vaya, yo cuando veo los síntomas de una vaca enferma no necesito más, le receto inmediatamente.
A lo que el médico le contesta:
- Bueno pues mira tomate estas pastillas y si te van bien pues nada y si no, te sacrificamos.

Tags: vacas, veterinarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+