XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de canciones

Chiste de Jaimito, niños, largos, buenos, verdes

- Bueno niños, hoy vamos a tener una prueba diferente. Os voy a escribir un número en la pizarra y vosotros, a través de una canción, tendréis que hacer una suma y darme el resultado escrito en la pizarra. ¿Queda claro? - pregunta la profesora.
- "Sííííííí" - contestan todos.
Jaimito piensa:
- "Se me está poniendo difícil esta situación".
- A ver Luisito, pase usted.
La maestra escribe el número 16 en la pizarra.
- Tienes 10 segundos para contestar, comienza el tiempo
- Señorita, lo tengo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16.
- ¡Muy bien! - dice la profesora. Le toca el turno a Jaimito y la profesora con una sonrisota y cara de sobrada piensa: "Ahora sí que te voy a joder", y le escribe el 23 en la pizarra.
A los 9 segundos Jaimito dice:
- Señorita, ¿puedo rapear?
- ¿Rapear? - pregunta la profesora.
Y los demás niños empiezan:
- ¡Que rapee! ¡Que rapee! ¡Que rapee!
- Bien - dice la profesora.
Y comienza Jaimito su melodía...
- La fuckingprofesora me intenta joder ... con una sumatoria que debo resolver. Los dedos de mis manos, los dedos de mis pies, la polla y los cojones... ¡¡¡Suman veintitrés!!!

Tags: matemáticas, música, canciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, malos, animales

Se encuentran dos amigos y uno le dice al otro ¿qué tal tu viaje por Africa y el safari de gorilas?.
- Bien, bien, muy bien
Anda cuéntame detalles.
- Bueno pues en primer lugar debes pertrecharte: comprar un rifle muy potente y de alta precisión, contratar los porteadores y naturalmente hacerte con un buen perro gorilero.
- Cuando llegas al cazadero tu te subes a un árbol, los porteadores mueven los árboles donde están los gorilas; cuando cae, el perro gorilero se lanza ferozmente a por él y le muerde los cataplines. El gorila se retuerce de dolor, momento que aprovechan los porteadores para echarle una red y ..., ya está cazado.
- El amigo, que sigue el relato, le pregunta: Y entonces... ¿para qué quieres el rifle potente y de alta precisión?
Bueno es que a veces los porteadores se equivocan y mueven tu árbol, te caes, y no tienes más remedio que matar al perro.

Tags: cazadores, safari

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+