XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de canicas

Otros chistes

Chiste de ancianos, matrimonios

Una pareja de ancianos va a un restaurante de comida r√°pida. Con cuidado dividen en dos la hamburguesa y las patatas fritas que han pedido. Un camionero que los ve siente pena por ellos y se ofrece a comprarle a la esposa su propia comida.
- No se preocupe, dice el anciano, nosotros lo compartimos todo.
Unos minutos después, el camionero se da cuenta de que la esposa no ha probado bocado.
- De verdad no me importa comprarle la comida a su esposa, insiste el camionero.
- No se preocupe, ella comer√° su parte, le asegura el anciano. Lo compartimos todo.
Poco convencido, el camionero le pregunta a la esposa:
- ¬ŅPor qu√© no come?
- ¬°Porque estoy esperando a que mi esposo me preste la dentadura!

Tags: dentaduras, restaurantes, hamburguesas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, infidelidad, buenos

Una pareja de novios deciden separarse y el chico le dijo a la chica:
- Tenemos que separarnos y cuando cumplamos 50 a√Īos nos reencontramos. Cada vez que seamos infieles guardamos un grano de arroz.
Cuando llegó el día se volvieron a encontrar y ella preparó una cena estupenda.
Al final de la cena el viejo todo orgulloso dijo:
- Mira abre la cajita y fíjate
La viejecita la abrió y vio un grano de arroz y dijo
- Solo una vez
y el viejo dijo:
- Ahora te toca
Y la vieja dijo:
- ¬ŅCon qu√© crees que he preparado el arroz con pollo y el postre de arroz con leche?

Tags: ancianos, arroz

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, profesiones, abogados

Dos abogados iban en un vuelo a Seattle. Uno de ellos se sentó junto a la ventana y el otro en el asiento de en medio. Al momento de despegar, un ingeniero se sentó en el asiento del pasillo, junto a los dos abogados. El ingeniero se quitó los zapatos y se disponía a dormir cuando el abogado de la ventana dijo:
- Creo que voy a levantarme por una Coca.
- No hay problema, yo se la traigo - dijo el ingeniero.
En cuanto fue por el refresco, uno de los abogados tomó uno de los zapatos del ingeniero y escupió dentro. Cuando volvió con la coca, el otro abogado dijo:
- Ya se me antojó. Yo también voy a ir por una. Nuevamente el ingeniero se levantó gentilmente por otra Coca; en cuanto se fue el otro abogado tomó el segundo zapato del ingeniero y escupió dentro de él. El ingeniero regresó y todos se sentaron por un buen rato sin hablar. Cuando el avión estaba aterrizando, el ingeniero se puso los zapatos y descubrió lo que había pasado. Entonces se puso muy serio y dijo:
- ¬ŅHasta cuando va a seguir esto? ¬ŅEste celo entre nuestras profesiones? ¬ŅEste odio? ¬ŅEsta animosidad? ¬ŅEste escupir en los zapatos y MEAR dentro de las Coca-Colas?

Tags: ingenieros, refrescos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+