XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de carisma

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, funcionarios

Es preciso cubrir una plaza de conserje en una institución. Al encargado de seleccionar al candidato, le sugieren que haga un examen fácil de acuerdo con el perfil del puesto. Se le ocurre como primera pregunta que le cuenten del 1 al 10.
Llega el primer candidato y le recita:
- Uno, tres, cinco, siete, nueve, ...
- Un momento, ¿cómo me dice los impares?.
- Bueno es que yo antes fui cartero comercial y ya sabe como las casas van de pares e impares pues...
- Nada, nada que entre en siguiente.
El siguiente empieza su retahíla:
- Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, ...
- Pare, pare, ¿usted cuenta siempre así?.
- Es que verá yo he sido durante mucho tiempo, quien daba la salida en carreras contrarreloj y se me ha quedado este defecto.
- El siguiente, por favor.
- Un momento, antes de empezar, ¿podría decirme que trabajo tenía usted antes?.
- Yo era funcionario, le contesta el candidato.
- Bien, empiece.
- Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota caballo y rey.

Tags: números

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

En un bar de Villanuño de Valdavia, estaban un grupo de amigos jugando al tute mientras por la tele, en la segunda, estaban dando un reportaje del profesor Coustov, unos buzos se tiraban al agua de espaldas al mar.
Uno de la mesa dice:
- Me gustaría saber por qué los buzos siempre se tiran de espaldas al mar.
Dice otro:
- Se tiran de espaldas al mar porque si se tiraran de
frente, el impacto con el agua les rompería las gafas y podría dañarles la visión.
Dice 'el Ambrosio':
- Que va hombre! Se tiran de espaldas porque si se tiraran de frente el peso de las bombonas les precipitaría dentro del casco y podrían ser absorbidos por las hélices.
- Que no hombre, se tiran de espaldas porque según el principio de Arquimedes (que también era buzo), todo cuerpo que se sumerge en el agua sufre un desplazamiento igual al volumen zambullido.
El Aniceto que estaba detrás de la barra les dice:
- Pero que torpes sois, hombre: Se tiran de espaldas porque si se tiraran de frente caerían dentro de barco ¡coño!

Tags: Eugenio, buzos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+