XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cartel

Otros chistes

Chiste de verdes, animales, largos, matrimonios

Hace un día precioso de primavera de esos que casi hace calor. Un hombre y su mujer están pasando el día en el zoológico. Ella lleva un vestidito de tirantes, rosa, muy mono, muy primaveral. El lleva sus vaqueros y camiseta de siempre. Al ser pronto hay poca gente en el zoo. En su recorrido pasan por las jaulas de los simios y pasan delante de un gorila muy grande y peludo. Cuando este ve a la chica empieza a dar saltos. Saltando a las barras de la jaula se agarra con su mano y sus pies. Con la mano que le queda libre se golpea el pecho. Obviamente esta excitado al ver la chica guapa con su vestido de primavera.
El marido se percata de esto y le hace gracia. Sugiere a su mujer que le provoque un poco al gorila. Le dice que le haga morritos, que menee su trasero, etc. Ella lo hace y el gorila se excita aun mas. Esta pegando unos berridos que despertarían a los muertos. El marido le sugiere que deje caer uno de los tirantes del vestido y así enseñar un poco mas de piel. Ella lo hace y el gorila se pone que arranca las barras de la jaula.
- Ahora levántate un poco el vestido le dice para que se te vea las piernas y haz como que le abanicas con el vestido.
A estas alturas el gorila esta que no puede mas, esta dando volteretas hacia delante hacia atrás. De repente el hombre coge a su mujer fuertemente por el brazo, abre la jaula, la echa dentro con el gorila, vuelve a cerrar la puerta y le dice:
- Ahora dile que te duele la cabeza, andaaaaa, díseloooooo!!!.

Tags: zoológicos, gorilas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de suegras, infidelidad, buenos, largos, zapatos, infidelidad

Un señor entra a una zapatería y se le acerca el vendedor:
-Buenas tardes, ¿En qué puedo ayudarle señor?
-Quiero unos zapatos del número 42.
-Verá, señor, no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza almenos un 46.
-Eso no me importa, yo quiero un número 42, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
-Está bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
El dependiente le trae unos zapatos del número 42; el hombre se los prueba y le dice:
-Perfecto, me los llevo puestos.
Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho. El vendedor, intrigado de por que compró unos zapatos tan pequeños, se le acerca y le dice:
-Señor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¿cómo es que compra sus zapatos tan pequeños, si se ve que está sufriendo porque no le quedan bien?
- Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me engaña con un compañero de trabajo; mi hija es prostituta; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares... ¡El único placer que tengo en esta vida es llegar acasa y quitarme estos malditos zapatos!

Tags: famílias, yonkis, zapatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, profesores, Jaimito, gays

Un dia en clase la profesora le pregunta a sus alumnos que al día siguiente cuenten un local que hayan abierto en su barrio y que beneficie a sus padres.
Al día siguiente pregunta la profe :
- ¿Qué han abierto en tu barrio Pedrito?
-Un Mercadona , así mi madre no tiene que ir a comprar a otro que esta mas lejos.
- ¿Y en tu barrio Juan ?
-Un centro comercial , mi madre le encanta.
De repente llega Jaimito a clase.
La profesora les susurra a sus alumnos :
-A la primera que diga una tontería Jaimito os levantáis y os vais al recreo
-Jaimito , que abrieron en tu barrio ?
-Una tienda de gays - Responde Jaimito
Entonces todos los de clase se van i Jaimito dice :
A donde vais que aun no han abierto!

Tags: Mercadona, tiendas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+