XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de casa

Chiste de niños, malos

Un hijo de 35 años le dice a su madre:
-Mamá, he tenido un sueño horroroso. Soñé que estaba toda la casa llena de sal y en la siguiente imagen salías tu dándome de mamar. No es que esté preocupado, pero me parece un sueño muy extraño.
-Hijo, - dice la madre - de los sueños no tienes que preocuparte, basta con saber interpretarlos y quedarte con el mensaje.
-Y, en este caso, ¿cuál sería el mensaje, mamá?
-Muy sencillo, hijo mío: ¡SAL DE CASA, MAMON!

Tags: sueño, sal, casa, mamar, mensaje

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de matrimonios, infidelidad

Hoy me levanté temprano, me puse los calzoncillos largos, me vestí con calma, me tomé un café, agarré mis cañas de pescar, me fui silenciosamente al garaje, puse las cañas en el maletero del coche y procedí a sacarlo del garaje bajo una lluvia torrencial.
Estaba toda la calle inundada y el viento gélido soplaba a una fuerza sobrenatural.
Sin lugar a dudas, no era un buen día para salir a pescar. Por lo que decidí volver a guardar el coche en el garaje, puse la radio y me enteré de que el mal tiempo iba a durar todo el día.
Entré de nuevo en mi casa, me desvestí silenciosamente y me deslicé dentro de la cama. Despacito me acurruqué contra la espalda de mi mujer, puse mis manos en sus pechos y le susurré al oído:
- El tiempo afuera está horrible.
Ella me contestó medio dormida:
- Ya lo sé. ¿Te puedes creer que el gilipollas de mi marido se fue hoy pescar?

Tags: pesca, lluvia

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, buenos, borrachos

Entra un hombre borracho a un bar, se sienta en una mesa y empieza a gritar fuerte:
- ¡Camarera, hip, cabbbmmmarera, hip!
- Señor, por favor compórtese, ¿qué desea?
Entonces el hombre saca unos pollitos de los bolsillos, los pone sobre la mesa y dice:
- Tráigame una botella de whisky para mí y para mis sobrinos.
La mujer queda muy asombrada, pero le trae la bebida. Al rato vuelve a llamar el hombre:
- ¡Camarera, una botella de tequila para mí y para mis sobrinos!
Al rato nuevamente:
- ¡Camarera, un champagne para mí y para mis sobrinos!
Entonces la mujer se acerca y le dice:
- Escúcheme, usted ha bebido de más pero no me va a decir que cree que esos pollitos son sus sobrinos.
- Por supuesto que sí, los encontré en la calle y me decían: “Tío, tío, tío, tío”.

Tags: sobrinos, tíos, camareros, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+