XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de casarse

Otros chistes

Chiste de religión, dinero

Se encuentran un cura inglés, un cura francés y un cura argentino, dando cada uno su opinión de cómo repartir las limosnas de los feligreses.

El ingles propone:
- Trazamos un círculo en el suelo, tiramos las monedas al aire, las que caigan dentro, se las ofrecemos a Dios, y las otras para la parroquia.

El francés no está de acuerdo con el inglés y dice:
- ¡Ah!, no,no, escuchar, yo propongo trazar una línea recta en el suelo, tirar las monedas al aire, las que caigan a la derecha se las ofrecemos a Dios, y las otras, para la parroquia.

El argentino desaprueba las propuestas del inglés y del francés y dice:
- NO,no, mejor tiramos las monedas al aire, ¡Las que agarre Dios para él! ¡Y LAS OTRAS PARA LA PARROQUIA!.

Tags: monedas, limosnas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

En un restaurante uno de los comensales de una mesa, repara que el camarero, lleva una cucharilla de las de café en el bolsillo de la chaqueta.
Se fija un poco mas y comprueba que todos los camareros llevan cucharillas en los bolsillos de sus respectivas chaquetas.
Intrigado, le pregunta al camarero:
- Lo de la cucharilla en el bolsillo ¬Ņes por algo?
- Si se√Īor, es que ha habido una consultor√≠a para ahorrar costes. En ella se ha comprobado que la cucharilla de caf√© es la pieza que m√°s veces se suele caer al suelo, nosotros la reponemos inmediatamente y en el siguiente viaje a la cocina volvemos a colocarnos otra. De esta forma ahorramos un 3 por ciento de nuestro tiempo.
- Muy inteligente, s√≠ se√Īor.
Al rato, el mismo comensal, observa que le cuelga un hilito hábilmente disimulado de la bragueta. Igualmente comprueba que todos los camareros están en la misma situación.
Vuelve a preguntar al camarero:
- Lo del hilito en la bragueta ¬Ņseguro que tambi√©n tiene una explicaci√≥n?
- Efectivamente. En la misma auditoría se ha comprobado que por la cantidad de horas que nos pasamos en el restaurante, tenemos necesidad de ir varias veces al servicio. Con la cuerdecita nos la
sacamos sin tocarla, con lo cual evitamos perder tiempo
lav√°ndonos las manos lo que produce un ahorro del 4 por ciento en el total de la jornada.
Se queda el comensal pensando y dice:
- Bueno para sacarla, muy bien, pero ¬Ņc√≥mo se la guardan?
- Los demás no lo sé, yo uso la cucharilla.

Tags: restaurantes, camareros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, verdes, buenos

Una mujer en el 25 aniversario de su matrimonio, con mucha ilusión esa noche, se viste de lencería fina, con medias, ligueros y tacones de aguja incluidos, se pinta radiante y se pone de ese perfume intenso; entra insinuante en la habitación y se planta frente a su marido que está tumbado frente al televisor leyendo el periódico:
- Cari√Īo, - dice la mujer -¬Ņrecuerdas cuando nos casamos, un d√≠a como hoy, hace 25 a√Īos? Aquella noche de bodas me dijiste:
'Te voy a besar los pechos hasta sec√°rtelos.'
'Te voy a acariciar las nalgas hasta que se te caigan.'
'Te voy a hacer el amor hasta que te vuelvas loca.'

- ¬ŅNo tienes nada que decirme hoy, 25 a√Īos despu√©s?
El marido pensativo la mira de arriba a abajo y le dice:
- Misión cumplida.

Tags: cumplea√Īos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, profesiones

Un taxista pincha una rueda en frente a un manicomio. El taxista se dispone a cambiar la rueda, con tan mala suerte que no se da cuenta que las tuercas se le fueron por una alcantarilla de agua, al darse cuenta no sabe que hacer.
A todo esto hay un loco que estaba observando lo que le sucedía al taxista. Entrando en conversación el loco con el taxista, dicen:
- Se√Īor, qu√© le paso?
- Perdí las tuercas en la alcantarilla, y no se como voy a ajustar la rueda de auxilio.
- Aaaaaah, ya entiendo, por qué no saca una tuerca de cada una de las 3 ruedas y se la pone en la de auxilio.
- Pues tiene usted toda la razón. Muchas Gracias! Le puedo hacer una pregunta?
- Si claro.
- Por qué está encerrado en el manicomio? Es inteligente usted, al darme la idea de las tuercas.
- Bueno... esque yo estoy encerrado por loco, no por est√ļpido.

Tags: locos, taxis, coches, taxistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+