XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cerdo

Otros chistes

Chiste de vascos, buenos

Dos vascos:
-Oye, Patxi, ¬Ņen el cielo habr√° front√≥n?
-Pues yo creo que s√≠, I√Īaki, porque, si all√≠ todo es perfecto, pues habr√° front√≥n.
-Oye, pues el primero que se muera que se lo diga al otro.
-De acuerdo.
Al cabo de unos a√Īos, Patxi se muere y, al d√≠a siguiente, I√Īaki oye una voz de ultratumba:
-I√Īaaaaaki, I√Īaaaaki, I√Īaaaaaki, soy Patxi.
-¬ŅQu√© quieres?
-Que te tengo que dar dos noticias, una buena y otra mala.
-¬ŅLa buena?
-Que yo tenía razón, que aquí hay un frontón fantástico, de más de 60 metros de fondo y unas instalaciones alucinantes.
-¬ŅY la noticia mala?
-Que juegas ma√Īana a las 11:00

Tags: deportes, frontón, deportistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Va un retrasado a una tienda de mascotas:
- Ueas aldes - saluda al entrar.
- Muy buenas - le contesta el encargado de la tienda.
- hiero omcprar un oro.
- ¬ŅUn qu√©?
- ¬°un oro! - replica el gangoso
El dependiente se d√° cuenta que el hombre quiere decir "loro" y le contesta:
- ¡Ah, sí! Usted desea comprar un loro, pues tenemos éste en venta.
- ¬Ņu√°nto ueska?
- 500 euros.
- Polke an karo el oro?
A lo que contestó el loro
- ¬°Porque hablo mejor que t√ļ, imb√©cil!

Tags: loros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de vecinos, internacionales, largos, buenos

Un tipo fue a visitar a su amigo y vecino japonés que había sido víctima de un grave accidente automovilístico. Estaba en la UCI.
Al llegar encontró al nipón todo entubado. Un tubo por aquí, un tubo por allá… Cables por todas partes.
Se quedó allí parado, en silencio, al lado de la cama del amigo de ojitos rasgados, que se hallaba sereno y reposando con todas aquellas mangueras conectadas
a su frágil cuerpo. De repente, en un momento dado, el japonés despierta y con los ojos casi fuera de órbita, grita:
 - ¡ SAKARO AOTA NAKAMY ANYOBA, SUSHI MASHUTA!
Dicho esto, suspiró y pasó a mejor vida.
Las √ļltimas palabras de su amigo muerto, quedaron grabadas en la mente de nuestro protagonista. En el funeral del japon√©s, el individuo en cuesti√≥n se
aproximó a la madre y a la viuda y les dijo abrazándolas:
¬†- Se√Īora Fumiko y se√Īora Shakita, nuestro querido Fuyiro, segundos antes de su fallecimiento, me dijo estas palabras que no consigo olvidar:¬† ‚ÄĚ ¬° SAKARO
AOTA NAKAMY ANYOBA, SUSHI MASHUTA!‚Ä̬†¬† Y no s√© qu√© quieren decir.
La madre de Fuyiro se desmayó casi al instante, y la viuda miró asustada al vecino.
El tipo insiste:
¬†- ¬ŅQu√© quieren decir esas palabras, se√Īora Shakita.
La viuda lo miró con rabia y respondió:
- "¬°NO PISES LA MANGUERA DEL OX√ćGENO, ANIMAL!"

Tags: entierros, funerales, idiomas, japoneses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, buenos

Marido y mujer acuden al psic√≥logo tras 30 a√Īos de matrimonio.
Cuando se les pregunta cu√°l es el problema, la mujer saca una lista larga y detallada de todos los problemas que han tenido durante los 30 a√Īos de matrimonio:
- …poca atención, falta de intimidad, vacío, soledad, no sentirse amada, no sentirse deseada… - La lista es interminable.
Finalmente, el terapeuta se levanta, se acerca a la mujer, le pide que pare y la abraza y besa apasionadamente, mientras que el marido los observa con una ceja m√°s alta que la otra.
La mujer se queda muda y se sienta en la silla medio aturdida..
El terapeuta se dirige al marido y le dice:
- Esto es lo que su esposa necesita al menos 3 veces por semana. ¬ŅPuede usted hacerlo?
El marido se queda meditando unos instantes y responde:
-Bueno, la puedo traer los lunes y los mi√©rcoles, pero los viernes tengo f√ļtbol.

Tags: psicólogos, futbol

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+