XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cerebros

Chiste de buenos, verdes

En el cerebro de un hombre había una neurona triste y sola. De repente un día aparece otra neurona con aspecto de felicidad y le pregunta:
- ¬ŅQue est√°s haciendo aqui sola?
La triste contesta:
- Bueno, no se… siempre he estado sola, nunca había visto antes a otra como yo.
La feliz replica:
- Desde luego… venid al pene que estamos todas allá.

Tags: feministas, neuronas, cerebros, hombres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos

En una noche de lluvia cerrada un viajante de comercio detiene su coche en la peque√Īa fonda local. Solicita una habitaci√≥n y el due√Īo le responde desganado:
- Habitación sí hay, pero la cama está sin hacer.
- Bueno, responde el viajante, eso no importa; yo mismo la puedo hacer.
- ¡Ah!, muy bien -dice el posadero-. Ahí tienelas tablas y aquí martillo, serrucho y clavos.

Tags: viajes, hoteles, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, verdes, buenos

Va un hombre por la playa con su mujer, y ella le pide que le compre un bikini, a lo que él le dice:
-Con ese cuerpo de lavadora, ni lo pienses.
Siguen caminando y le insiste la mujer:
- Bueno, cómprame ese vestido.
Y repite el esposo:
- Con ese cuerpo de lavadora ni lo pienses.
Pasa el día y por la noche, ya en la cama, el marido le dice a la esposa:
- Entonces que, vieja ¬Ņechamos a andar la lavadora?
Y la mujer le dice:
- Para ese mugre trapito, mejor l√°valo a mano.

Tags: lavadoras, bikinis

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, amigos

Se encuentran Venancio y Manolo, pero √©ste √ļltimo llevaba un ping√ľino de la mano, y Venancio le pregunta:
- Oye, Manolo, ¬Ņpero qu√© haces con ese ping√ľino?.
- Pues na, que me lo he encontrao, y no sé qué hacer con él.
- Si ser√°s tonto, Manolo, ¬Ņpor qu√© no lo has llevao al zool√≥gico?'
- Hombre, pues qué buena idea. Hoy mismo lo llevo al zoológico...
Al d√≠a siguiente se vuelven a encontrar, pero Manolo sigue con el ping√ľino, por lo que Venancio, extra√Īado, le pregunta:
- ¬ŅQu√© ha pasado contigo, Manolo, no hab√≠as dicho que llevar√≠as al ping√ľino al zool√≥gico?-.
- Hombre, pues lo he llevao, y nos hemos divertido tanto, que hoy nos vamos al circo...

Tags: ping√ľinos, zool√≥gicos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+