XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cerebros

Chiste de buenos, verdes

En el cerebro de un hombre había una neurona triste y sola. De repente un día aparece otra neurona con aspecto de felicidad y le pregunta:
- ¬ŅQue est√°s haciendo aqui sola?
La triste contesta:
- Bueno, no se… siempre he estado sola, nunca había visto antes a otra como yo.
La feliz replica:
- Desde luego… venid al pene que estamos todas allá.

Tags: feministas, neuronas, cerebros, hombres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de médicos, matrimonios

Una mujer y su esposo tuvieron que interrumpir sus vacaciones para acudir al dentista.

-Necesito una extracción, pero sin anestesia porque llevo mucha prisa. Extraiga la muela lo más rápido posible para que podamos irnos pronto,- dijo la mujer.

Muy impresionado el dentista exclamó:
-¬°Qu√© valiente es usted, se√Īora! ¬ŅCu√°l es la pieza?

La mujer se volvió a su marido y le dijo:
-Mu√©strale la muela, cari√Īo.

Tags: dentistas, muelas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, médicos, largos

Un hombre va al otorrino y le dice:
- Mire es que mi mujer se est√° quedando sorda.
- Ya bueno, y ¬Ņd√≥nde est√° su mujer?
- No, es que es muy orgullosa y no va a querer venir, pero yo necesito que me dé una solución porque ya no puedo más con ella. Yo la quiero mucho pero esta falta de comunicación me está matando.
- Bueno vale, pues vamos a hacer una cosa. Usted hablele a ella desde una distancia prudencial, y vaya acerc√°ndose hasta que ella le conteste. Luego me mide la distancia, me lo dice y ya veo yo el grado de sordera que tiene y ya la puedo ayudar.
All√° que se va el hombre para casa, y nada m√°s entrar grita:
- ¬°Amparo!
Nada. Se acerca hasta el recibidor y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Nada. Entonces ya entra hasta el salón y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Y nada. Ya desesperado, que piensa que su mujer está sorda como una tapia, se acerca hasta la cocina y allí la ve fregando. Se pone detrás de ella y vuelve a gritarle:
- ¬°Amparo!
- ¬°¬°¬°¬Ņ¬Ņ¬ŅQu√© quieres co√Īoooo, que ya te lo pregunt√© cuatro veces???!!!

Tags: mujer, sordera, otorrino

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+