XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de cocodrilo

Chiste de animales, largos, buenos

Un hombre rico pasea por el parque con sus dos perros dóberman que le han costado una millonada y que están superentrenados para pelear con otros perros. De pronto ve a un vagabundo despeinado con un perro pulgoso y maloliente, para reirse de él le reta:
- Te hecho una pelea un solo perro mío con el tuyo.
El vagabundo le responde:
- No, mejor tus dos perros contra el mío.
El hombre rico acepta y comienza un gran combate.
Cuando termina todo con los dos dóberman muertos, el rico rompe a llorar junto a los cadáveres diciendo:
- Mis perros, me costaron 100.000 euros cada uno.
El vagabundo responde:
- ¿ ¡Y tú qué crees que a mi me regalaron la cirugía plástica de mi cocodrilo...?

Tags: perros, cocodrilo, ricos, vagabundos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de médicos, largos, verdes

Esto era un cura que en los últimos meses notó que tenia la barriga cada vez más hinchada, así que se fue al médico a pedir consejo. Una vez en el hospital los médicos vieron que eran gases, nada grave y quisieron gastarle una broma, lo anestesiaron, le sacaron los gases y le pusieron a un bebé huérfano al lado, al despertar el médico le dijo:
- Le hemos sacado de la barriga este niño.
El cura preocupado se fue para su casa y allí les dijo a sus amigos y conocidos que el bebé era un sobrino suyo que se había quedado huérfano.
Pasaron los años y el cura se hizo mayor, y ya en su lecho de muerte llamó a su sobrino:
- José, tengo que contarte una cosa muy importante antes de morir.
- No se preocupe, siempre he sospechado que usted era mi padre.
- No, no soy tu padre hijo, soy tu madre, tu padre es el Obispo!

Tags: bebes, gases, hijos, curas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+