XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de colada

Otros chistes

Chiste de infidelidad, largos, buenos, verdes

Una se√Īora se va sin su esposo a un Congreso a Cuba.
Cuando llega al hotel de La Habana encuentra en su habitación a un negro de dos metros desnudo con unos atributos que quitan el sentido.
Hacen el amor una y otra vez hasta que amanece... ella le pregunta:
- Mi amor ¬Ņc√≥mo te llamas?
-No te lo pienso decir porque te reir√≠as ‚Äďcontesta √©l-.
Y as√≠ d√≠a tras d√≠a durante una larga semana hasta que llega el d√≠a de regreso al pueblo, en Espa√Īa.
El "cubanito" la acompa√Īa al aeropuerto. Y una vez m√°s y antes de despedirse le pregunta:
- Por favor, no me dejes ir así, dime cómo te llamas.
- Prom√©teme que no te vas a re√≠r ‚Äďle dice- ... Me llamo Nieve.
La se√Īora suelta una gran carcajada...
El cubano le dice
- Ves como te reíste...
Y responde la se√Īora:
- No me reído de tu nombre, sino de la cara que va a poner mi marido cuando le diga que estuve una semana en Cuba con 35 centímetros de nieve.

Tags: cubanos, viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, médicos, largos

Un hombre va al otorrino y le dice:
- Mire es que mi mujer se est√° quedando sorda.
- Ya bueno, y ¬Ņd√≥nde est√° su mujer?
- No, es que es muy orgullosa y no va a querer venir, pero yo necesito que me dé una solución porque ya no puedo más con ella. Yo la quiero mucho pero esta falta de comunicación me está matando.
- Bueno vale, pues vamos a hacer una cosa. Usted hablele a ella desde una distancia prudencial, y vaya acerc√°ndose hasta que ella le conteste. Luego me mide la distancia, me lo dice y ya veo yo el grado de sordera que tiene y ya la puedo ayudar.
All√° que se va el hombre para casa, y nada m√°s entrar grita:
- ¬°Amparo!
Nada. Se acerca hasta el recibidor y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Nada. Entonces ya entra hasta el salón y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Y nada. Ya desesperado, que piensa que su mujer está sorda como una tapia, se acerca hasta la cocina y allí la ve fregando. Se pone detrás de ella y vuelve a gritarle:
- ¬°Amparo!
- ¬°¬°¬°¬Ņ¬Ņ¬ŅQu√© quieres co√Īoooo, que ya te lo pregunt√© cuatro veces???!!!

Tags: mujer, sordera, otorrino

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ladrones, dinero

El gallego Manolo se encontraba viviendo en Argentina, y estaba pasando por serios apuros económicos, cuando decidió meterse de lleno en la galopante industria del secuestro.
Fue al parque m√°s cercano, se escondi√≥ detr√°s de un √°rbol y agarr√≥ al primer ni√Īo que pas√≥, lo llev√≥ a su casa y escribi√≥ la siguiente nota:
-'Que he secuestrao a vuestro hijo, si lo quer√©is tener vivo y de regreso con vosotros, dejad ma√Īana detr√°s del √°rbol de ucalitus a las 7:00 de la ma√Īana, una bolsa de supermercado con 10.000 $.
Firmado: -'El Gallego'-.
Dobl√≥ la nota y se la puso en el bols√≥n al ni√Īo, al que le dice:
- 'Vete directo a tu casa y ense√Īa a tus padres la nota'-.
Al d√≠a siguiente encontr√≥ la bolsa de supermercado en el parque, seg√ļn las instrucciones, con los 10.000 $ y con la siguiente nota:
- '¡Joder; que no puedo creer que un gallego le haga ésto a otro gallego!'-.

Tags: gallegos, secuestros, ni√Īos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, largos, buenos

Una mujer acompa√Ī√≥ a su marido a la consulta del m√©dico. Despu√©s del chequeo habitual, el m√©dico llam√≥ a la mujer sola a su despacho y le dijo:
- Se√Īora, su marido tiene una enfermedad muy grave, combinada con un estr√©s terrible. Si no hace lo siguiente, sin duda √©l morir√°.
Cada ma√Īana, prep√°rele un desayuno saludable. Sea amable y aseg√ļrese de que est√© siempre de buen humor. Prep√°rele algo rico para comer, que le alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Cuando regrese a casa debe esperarlo con una cena especial.
No lo agobie con tareas, porque podría aumentarle el estrés. No hable de sus problemas ni discuta con él, sólo agravará su estrés. Intente que se relaje por las noches, utilizando ropa interior "sexy" y dándole muchos masajes. Y lo más importante, haga el amor con él varias veces a la semana. Si puede hacer esto durante los próximos 10 o 12 meses, creo que su marido recuperará su salud completamente.
De camino a casa, el marido le pregunta a su mujer:
-¬ŅQu√© te dijo el m√©dico?
-¬°Que te vas a morir!

Tags: doctores, amor

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+